Meta de Micah Parsons: 'Ser el mejor jugador de la liga'

Micah Parsons

(Nota: El artículo original fue escrito por Rob Phillips, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

FRISCO, Texas – Es seguro decir que Micah Parsons no está satisfecho con una espectacular temporada de novato.

"Este año sé exactamente quién debo ser", dijo después de la práctica del jueves, exactamente 10 días antes de que los Cowboys abran la temporada regular contra Tom Brady y los Tampa Bay Buccaneers.

El objetivo, dijo el apoyador All-Pro que lo hace todo, es ser "el mejor jugador de la liga".

"No quiero ser nada menos que el número 1", dijo. "Ese es el tipo de confianza que tengo. Quiero ser el mejor".

La temporada pasada, Parsons ganó el Novato Defensivo del Año de la NFL y terminó segundo en la votación del Jugador Defensivo del Año (detrás de T.J Watt de los Steelers) después de liderar a los Cowboys con 13.0 capturas y 42 presiones, ocupando el quinto lugar en defensa con 52 tacleadas.

Eso solo dice que no está muy lejos de ser el No. 1. Pero sus aspiraciones personales son parte de objetivos más amplios del equipo.

"Ser el mejor jugador no significa que voy a tener una captura por juego. Eso no significa que voy a tener 10 tacleadas por juego", dijo. "Simplemente se trata de hacer que mi equipo sea mejor. Eso es lo que viene con ser el mejor jugador. Y esa es la cuestión: no se trata solo de elogios de estadísticas individuales. Y eso es lo que tenía que aprender. Por eso digo mentalidad. Ser el mejor jugador de la liga no significa que vas a tener 20 capturas.

"Tengo que hacer que todos los que me rodean sean mejores y tengo que ser uno de esos tipos en los que podamos apoyarnos cuando se trata de grandes momentos. Eso es lo que eso significa".

Como la selección número 11 del draft del año pasado, Parsons emergió como una fuerza versátil en una variedad de roles en el esquema del coordinador defensivo Dan Quinn: cubrir a los corredores y alas cerradas, hacer blitz e incluso alinearse como apresurador.

Es probable que tenga aún más responsabilidad este año, en el campo y en el vestidor, ya que la defensa de los Cowboys busca dar un paso colectivo hacia adelante.

El domingo 11 de septiembre por la noche presentará un gran primer desafío contra Brady, quien ostentó el título de "mejor mariscal de campo de todos los tiempos" durante varios años.

La introducción de Parsons a la NFL el año pasado fue jugar contra Brady en la Semana 1, que resultó ser una victoria de los Bucs de 31-29.

"Diría que ese fue probablemente mi peor juego el año pasado", dijo.

Su confianza y producción crecieron y crecieron después de ese juego, y ahora Parsons, de 23 años, se siente completamente cómodo en su papel.

"Depende de mí", dijo. "Creo que DQ me preparó y me puso en una posición para ser excelente, pero tengo que hacerlo".

¿Cómo?

"Tengo que dominar todos los partidos", dijo.

Related Content

Advertising