En Resumen: Cowboys caen ante los Chiefs, 19-9

Dak Prescott

(Nota: El artículo original fue escrito por Kurt Daniels, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

Vencer a equipos de menor rango como los Atlanta Falcons en casa y sin tus mejores jugadores es una cosa. Tratar de derrotar a los Kansas City Chiefs fuera de casa y sin esos contribuyentes clave es otra muy distinta.

Por supuesto, los Dallas Cowboys no pueden culpar únicamente a esas ausencias por su derrota 19-9 ante los Chiefs. La ofensiva de los Cowboys luchó por ponerse en marcha, demasiadas veces superada por el frente defensivo de Kansas City. Y aunque la defensa de Dallas jugó bien en general y mantuvo el juego cerrado, el daño hecho temprano fue suficiente para darle la victoria al equipo local.

Una vez más, Dallas se quedó sin jugadores como Randy Gregory, DeMarcus Lawrence, Tyron Smith y Amari Cooper, noticias que llegaron el viernes de que el receptor abierto titular del equipo sería colocado en la lista de Reserva/COVID y se perdería el juego. Para empeorar las cosas, CeeDee Lamb no regresó en la segunda mitad después de sufrir una conmoción cerebral.

Independientemente, Dak Prescott y compañía simplemente no pudieron encontrar su ritmo durante la mayoría del juego, en parte debido a la presión ejercida por Kansas City.

Los Cowboys simplemente no tenían respuesta para el ala defensiva de los Chiefs, Chris Jones. Tuvo un récord personal de 3.5 capturas al mismo tiempo que registró un balón suelto forzado, una recuperación de balón suelto y tocó el balón en el pase que resultó en la intercepción que aseguró el juego.

En general, Kansas City registró cinco capturas después de sumar solo 14 en sus primeros 10 partidos combinados. Esa fue también la mayor cantidad de capturas de Prescott desde que fue capturado siete veces el 29 de noviembre de 2018 contra New Orleans.

Sin la ayuda de un cuerpo de receptores que dejó caer el balón cuatro veces, Prescott completó el 65.1 por ciento de sus pases para 216 yardas y un índice de pasador de 57.9. No fue como que su oponente, Patrick Mahomes, fuera mucho mejor. El mariscal de campo de Kansas City completó solo el 62.2 por ciento de sus intentos para 260 yardas y un índice de 71.9 sin lanzar un pase de touchdown.

Eso se debe a que la defensa de Dallas, después de un comienzo inestable, pudo mantener a raya a la ofensiva de alto octanaje de los Chiefs durante los últimos dos cuartos y medio. El novato Micah Parsons abrió el camino, registrando dos capturas y tres hits de mariscal de campo, mientras que la unidad también recuperó el balón dos veces.

Sin embargo, la mayor diferencia fue la incapacidad de los Cowboys para ingresar a la zona de anotación a pesar de haber ingresado al territorio de Kansas City cinco veces, incluidas cuatro de sus últimas seis posesiones. En lugar de llegar a zona de anotación, tuvieron dos intercepciones y dos goles de campo.

Lo cual no te va a dar una victoria contra un equipo del calibre de los Chiefs.

Primer cuarto

Los Cowboys ganaron el sorteo y tomaron el balón para comenzar las cosas, con la esperanza de marcar el ritmo rápidamente. En cambio, fueron los Chiefs quienes dieron el aviso temprano. 

Después de que Prescott sobre lanzó el balón a un Michael Gallup que estaba abierto por la línea lateral derecha y luego Noah Brown dejó caer un pase, los Cowboys se vieron obligados a despejar. Kansas City luego respondió viajando 86 yardas en nueve jugadas hasta la zona de anotación. Un revés de 33 yardas a Tyreek Hill hizo el mayor daño, pero un golpe directo al ala cerrada Travis Kelce proporcionó los puntos.

Los Chiefs fallaron el punto extra, pero agregaron tres más desde casi la misma distancia en su siguiente posesión, Harrison Butker pateó un gol de campo de 37 yardas. La oportunidad llegó cuando en el tercer saque de los Cowboys de su próxima serie, Prescott fue capturado, Jones recogió el balón para colocar a Kansas City en la yarda 22 de Dallas.

Los Cowboys consiguieron algo, un final de 31 yardas que brindó la chispa necesaria. Y Dallas finalmente llegó a la línea de 15 yardas de los Chiefs, solo para conformarse con un gol de campo de 33 yardas, para al menos entrar al marcador, 9-3.

Segundo cuarto

Aquellas buenas vibras que pudieran haber sentido los Cowboys ciertamente no duró mucho. Mahomes conectó con Byron Pringle en la última jugada del primer cuarto para una ganancia de 37 yardas hasta la yarda 14 de Dallas. Tres jugadas más tarde, el mariscal de campo lanzó un pase a Clyde Edwards-Helaire, quien entró a la zona de anotación sin ser tocado para una ventaja de 16-3.

Pero si bien Kansas City pudo haber acumulado puntos en sus primeras tres posesiones, la defensiva de Dallas los mantuvo bajo control en las siguientes dos. Y eso fue seguido por el novato Micah Parsons persiguiendo a Mahomes, capturando al mariscal de campo y quitándole el balón. Tarell Basham cayó sobre el balón para poner a los Cowboys en la yarda 33 de los Chiefs, y el equipo tuvo una oportunidad más de sumar algunos puntos antes de entrar al medio tiempo.

Desafortunadamente, el intento de pase de Prescott por la banda derecha hacia Lamb fue interceptado por el esquinero de Kansas City Charvarius Ward.

Tercer cuarto

Aunque los fanáticos de los Cowboys probablemente se desanimaron con la noticia de la lesión de Lamb al salir del descanso, ellos y el equipo recibieron una sacudida de impulso cuando en la primera serie de los Chiefs, un pase de Mahomes destinado a Kelce rebotó en las manos del ala cerrada y entró en los brazos de Jayron Kearse. El profundo lo devolvió 34 yardas hasta las 36 de Kansas City.

Dallas no pudo entrar en la zona de anotación, pero redujo el marcador a un déficit de 10 puntos después de que Greg Zuerlein anotara un gol de campo de 30 yardas.

Pero mientras la defensiva de los Cowboys seguía presionando, Parsons y Dorance Armstrong registrando capturas, la ofensiva de los Chiefs finalmente volvió a subirse en el tablero al final del tercer cuarto. Tres pases completos consecutivos de Kansas City para 22, 10 y 12 yardas prepararon a Butker para un gol de campo de 53 yardas y una ventaja de 19-6.

Último cuarto

Prescott había completado cuatro pases para 50 yardas combinadas al finalizar el tercer cuarto, y los Cowboys aparentemente estaban encontrando su forma. Pero un castigo y dos jugadas en las que perdieron yardas al comienzo del último cuarto resultaron en otro gol de campo de Zuerlein, éste desde las 48 yardas.

Kansas City falló un gol de campo de 51 yardas que le dio a Dallas el balón en su propia línea de 41 yardas. Pero necesitando desesperadamente llegar a la zona de anotación, los Cowboys terminaron viéndose obligados a despejar.

Cuando Dallas tuvo que comenzar su siguiente posesión en su propia yarda 3 con 2:35 restantes en el juego, toda esperanza parecía perdida. Sin embargo, Prescott movió a sus tropas por el campo hasta la línea de 20 yardas de los Chiefs. Pero un pase destinado a Malik Turner fue tocado en la línea de golpeo por el némesis Jones, el balón revoloteó hacia los brazos del esquinero L'Jarius Sneed, y juego terminado.

Related Content

Advertising