En Resumen: Cowboys necesitan ayuda luego de la derrota 17-9

dak

(Nota: El artículo original fue escrito por Kurt Daniels, editor de Dallas Cowboys Star Magazine, y traducido al español para SomosCowboys.com)​

Los Dallas Cowboys viajaron a Filadelfia en busca del título de la NFC Este. Ambos equipos con un récord de 7-7 y en necesidad de una victoria.  

Para Dallas estaba la oportunidad de ganar la NFC Este por segunda temporada consecutiva y por tercera vez en cuatro años. Sin embargo, se quedaron cortos, ya que cayeron ante los Eagles, 17-9 – una derrota dolorosa para cada fanático de los Cowboys.

Quizás lo más decepcionante fue que Dallas llegó al partido con la ofensiva número 1 de la NFL en términos de yardas por juego (434) y estaban empatados en quinto lugar en cuanto a puntos por juego (27). Pero no lograron anotar un solo touchdown contra una defensa de los Eagles que había estado permitiendo 23.4 puntos por juego, 17º en la liga.

Al no haber practicado toda la semana debido a una lesión en el hombro, Dak Prescott fue impreciso con sus pases. El mariscal de campo de los Cowboys solo completó el 56.8 por ciento de sus intentos para 265 yardas y una calificación de pasador de 74.5.

Pero no todo fue su culpa. Prescott no recibió mucha ayuda de sus receptores, quienes dejaron caer el balón múltiples veces, y el juego terrestre fue ineficaz. Ezekiel Elliott solo corrió para 47 yardas en trece acarreos – algo sorprendente ya que superó las 100 yardas por tierra la semana pasada. A su misma vez, Tony Pollard tampoco estuvo muy presente, pues solo obtuvo dos acarreos para 0 yardas.

Por otro lado, la ofensiva de los Eagles, a pesar de no tener varios jugadores clave, hizo lo que tenía que hacer. Superó a Dallas 431 a 311 mientras convirtieron el 43 por ciento de sus intentos de tercera oportunidad y anotaron en dos de sus tres viajes a la zona roja. Carson Wentz lideró a su equipo al completar el 77.5 por ciento de sus pases para 319 yardas y un touchdown para un índice de 108.2.

También recibió ayuda en el camino con 118 yardas por tierra, incluyendo 79 de Miles Sanders, quien también agregó 77 yardas aéreas. El ala cerrada Dallas Goedert aportó 91 yardas en nueve recepciones.

Los Cowboys no pudieron haber tenido un comienzo peor, ya que los Eagles simplemente dominaron el primer cuarto. Apenas 11 minutos en el juego, Dallas cayó detrás después de que Filadelfia anotó puntos en cada una de sus dos primeras posesiones.

En el recorrido inicial del juego, Wentz llevó a su equipo a 57 yardas en 11 jugadas antes de conformarse con un gol de campo de 36 yardas. Eso fue seguido por un esfuerzo de siete jugadas y 63 yardas en la próxima serie de Filadelfia que vio a los Cowboys incapaces de detener a Sanders. El corredor corrió tres veces para 18 yardas, pero también arrastró un pase de 29 yardas hasta la línea de 10 yardas de Dallas. Dos jugadas después, Wentz encontró a Goedert en la parte posterior de la zona de anotación para el touchdown y una ventaja de 10-0 en el primer cuarto.

Dallas llegó al tablero en el segundo cuarto con un par de goles de campo que ayudaron a cambiar el marcador a 10-6 antes del medio tiempo. El primero llegó a principios del cuarto en un recorrido que tuvo un par de jugadas que quizás fueron un microcosmos de toda la temporada del equipo.

Primero, Prescott lanzó un pase profundo por la banda lateral izquierda que Michael Gallup luchó para atrapar y ganar 41 yardas, una excelente recepción. Sin embargo, dos jugadas más tarde, Gallup estaba descubierto por el medio y tenía espacio para correr, pero Prescott lanzó el balón un poco lejos. Aunque fue un pase difícil de atrapar, el receptor falló en el intento. Afortunadamente, la serie terminó con el pateador Kai Forbath anotando un gol de campo de 49 yardas.

El segundo de sus intentos llegó con solo unos segundos restantes antes del descanso. Después de que los Eagles fallaron su propio intento de gol de campo, Dallas se hizo cargo de su propia línea de 43 yardas con 29 segundos restantes en el cuarto. Trabajando perfectamente el reloj, Prescott y la ofensiva pudieron preparar a Forbath con un gol de campo de 32 yardas.

Teniendo en cuenta que los Cowboys solo tenían un total de 141 yardas – 16 yardas por tierra y cinco primeros intentos después de dos cuartos, en comparación con 223 yardas de ofensiva y una ventaja de tiempo de posesión de 20:47 a 9:13 para los Eagles – Dallas debió estar emocionado de que Filadelfia solo tuviese una ventaja de cuatro puntos para el medio tiempo.

Al inicio del tercer cuarto, el equipo parecía dirigirse a la zona de anotación. Los Cowboys habían llegado a la línea de 34 yardas de los Eagles donde tuvieron un primero y 10. Pero después de un acarreo de 8 yardas, Elliott se sacó él mismo del juego, trayendo a Pollard. El novato obtuvo 1 yarda en la segunda oportunidad, y luego en tercera y 1, agarró el balón en una jugada de opción, pero se lo sacaron de las manos y Filadelfia recuperó el balón suelto.

Los Eagles no pudieron hacer nada con ese regalo, pero sí lograron que fuera un juego de dos posesiones antes del final del tercer cuarto. El touchdown fue cortesía de una serie de 10 jugadas y 80 yardas durante la cual Wentz completó los seis intentos de pase. Sanders acarreó el balón tres veces seguidas y luego entró a la zona de anotación para cambiar el marcador a 17-6.

Los Cowboys cerraron la brecha con un gol de campo de 40 yardas con poco menos de ocho minutos restantes en el juego, y luego recuperaron el balón con 4:33 restantes en el reloj, aunque en su propia línea de 12 yardas. A pesar de que Prescott lanzó un pase demasiado largo a Tavon Austin – quien había derrotado a la defensa por el lado izquierdo – y luego hizo que Gallup dejara caer lo que podría haber sido otra recepción larga, la ofensiva pudo marchar por el campo.

Gracias en parte a Randall Cobb. El receptor veterano tuvo dos recepciones hasta ese punto, pero luego movió el balón en pases de 13, 21 y 18 yardas durante el recorrido crucial. Eso ayudó a Dallas a llegar a la línea de 25 yardas de Filadelfia en la advertencia de dos minutos.

Pero después del tiempo de espera, Prescott fue capturado, lanzó un pase incompleto a Cooper y luego en cuarto y 8 le lanzó un pase a Gallup en la zona de anotación, pero el defensor lo rompió y ahí terminó juego.

Sorprendentemente, a pesar de la derrota decepcionante, los Cowboys técnicamente aún no están eliminados de los playoffs, pero ahora necesitarán ayuda.

Dallas tiene que ganarle a los Washington Redskins el próximo domingo en un partido en casa en el AT&T Stadium, y luego esperar que los Eagles pierdan ante los Giants. Si eso sucede, los Cowboys serían dueños del desempate con el mejor récord de la división y ganarían la NFC Este.

Related Content

Advertising