En Resumen: Cowboys obtienen la décima victoria, 21-6

Diggs

(Nota: El artículo original fue escrito por Kurt Daniels, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

¿Diez y ya están dentro? El entrenador en jefe Mike McCarthy no quería hablar de los playoffs hasta que los Dallas Cowboys alcanzaran su décima victoria de la temporada. Bueno, con una victoria relativamente fácil de 21-6 sobre los rivales New York Giants, los Cowboys se movieron a 10-4 y ya casi tienen asegurado de manera oficial la corona de la NFC Este.

Una vez más, fue en gran parte gracias a lo que se ha convertido en una defensa francamente aterradora. Liderados por DeMarcus Lawrence, quien terminó con cinco tacleadas, dos tacleadas para pérdida, un balón suelto forzado y un pase bateado que condujo a una intercepción, los Cowboys limitaron a los Giants a solo 15 primeros intentos y un tiempo de posesión de solo 26:37.

En general, la defensa de Dallas registró cuatro robos de balón en el día, marcando los 11 juegos de esta temporada en los que la unidad ha forzado múltiples pérdidas de balón. La última vez que los Cowboys forzaron a tantos en una campaña fue en 1999.

Esas pérdidas de balón de los Giants pasarían a llevar a 15 puntos de la ofensiva de los Cowboys, que mostró una mejora, pero que no pudo llegar a la zona de anotación sin la ayuda de la posición de campo proporcionada por la defensa. Dallas totalizó 328 yardas de ofensiva en general, convirtiendo el 57 por ciento (8 de 14) de sus oportunidades de tercera oportunidad, pero solo el 40 por ciento (4 de 5) de sus oportunidades en la zona roja.

El juego terrestre tuvo un gran día con Tony Pollard corriendo para 74 yardas y Ezekiel Elliott corriendo para 52, mientras que en el juego aéreo Dak Prescott completó el 75.7 por ciento de sus intentos para 217 yardas y un índice de pasador de 98.6. Conectó con ocho receptores diferentes, el ala cerrada Dalton Schultz lideró el camino con ocho recepciones para 67 yardas.

Primer cuarto

Una defensiva que fue tan dominante hace una semana en Washington continuó esa tendencia cuando, en la primera posesión de los Giants, Lawrence llegó al mariscal de campo, golpeando su brazo en el tiro. Con el balón en el aire, Jourdan Lewis logró la intercepción y la devolvió 18 yardas hasta las 13 de New York.

Dos jugadas más tarde, Elliott cargó a través de la línea y entró en la zona de anotación para anotar. Y aunque Greg Zuerlein falló el punto extra a la izquierda, Dallas mantuvo la ventaja por el resto del juego.

Los Giants pudieron responder con tres puntos gracias a una serie de 11 jugadas y 58 yardas que contó con el corredor Saquon Barkley extendiéndose hacia atrás para hacer una atrapada con una mano en pase pantalla. Graham Gano pasaría a poner a su equipo en el tablero con un gol de campo de 35 yardas.

Segundo cuarto

Afortunadamente, Zuerlein encontró su forma en el segundo marco, pateando goles de campo de 26, 42 y 27 yardas para aumentar la ventaja de los Cowboys a 15-3 en el descanso.

El primero llegó después de que los Cowboys consiguieron 58 yardas en una serie de 10 jugadas, y Prescott completó cuatro de sus cinco intentos de pase para 51 yardas. Pero en tercera y 7 en la yarda 10 de los Giants, Dallas hizo una jugada de empate con Elliott que arrojó solo una ganancia de 2. Con eso, salió Zuerlein – McCarthy eligió jugar a lo seguro.

Eso fue seguido en la siguiente serie de los Cowboys con una marcha de 68 yardas que tomó 16 jugadas, la mayor cantidad en una serie de Dallas esta temporada. Pero a pesar de llegar a la zona roja por segunda vez, una captura en tercera y 4 perdió 12 yardas, lo que volvió a sacar a Zuerlein.

Lawrence luego les dio a los Cowboys la oportunidad de aumentar su marcador justo antes de la mitad cuando le pegó al balón de Barkley, causando un balón suelto. El premio lo recuperó el tackle defensivo Carlos Watkins, quien colocó a los Cowboys en la yarda 46 de los Giants con 41 segundos por jugarse.

Eso fue tiempo suficiente para los visitantes, ya que Prescott volvió a conectar con Schultz, el atrapando tres pases consecutivos para 31 yardas y así darle a Zuerlein su oportunidad con 3 segundos restantes en el cuarto.

Tercer cuarto

Los Giants abrieron la segunda mitad con tres puntos, Gano dividiendo los montantes desde las 42 yardas. Dallas parecía estar listo para salir del campo cuando el corredor Devontae Booker se soltó para una ganancia de 31 yardas más 15 yardas debido a un castigo sobre el profundo Damontae Kazee. La defensa de los Cowboys se puso rígida, pero el daño ya estaba hecho, los Giants se conformaron con el gol de campo.

Sin embargo, esa unidad defensiva tenía la oportunidad de redención en la próxima posesión del equipo local. Con un cuarto y uno en su propia yarda 29, los Giants decidieron intentarlo de nuevo. Esta vez, Dallas bloqueó el intento de Mike Glennon y los Cowboys se hicieron cargo.

Dado el campo corto, la ofensiva se aprovechó. Prescott conectó con CeeDee Lamb para 17 yardas y 10 más con el ala cerrada Jeremy Sprinkle antes de conectar con Schultz en la parte trasera de la zona de anotación para el touchdown. El día de altibajos de Zuerlein continuó cuando falló su intento de punto extra, pero los Cowboys aún tenían una ventaja de 21-6 de cara al último cuarto.

Último cuarto

Si bien el juego estaba controlado, la defensa de Dallas continuó con su juego dominante, ayudada por una intercepción del profundo Malik Hooker, su primera de la temporada.

Los Cowboys tendrían su propia pérdida de balón cuando Prescott fuera capturado, lo que le dio a los Giants la posesión en la yarda 27 de Dallas. Pero en la segunda jugada de su serie de Nueva York, Gannon trató de conectar con el receptor abierto Kenny Golladay en la zona de anotación solo para que Trevon Diggs hiciera una intercepción de salto, su décima de la temporada.

Después de que Dallas no pudo convertir esa intercepción en puntos, los Giants regresaron y amenazaron una vez más después de que el mariscal de campo Jake Fromm conectó con Golladay para 36 yardas hasta la yarda 14 de los Cowboys. Pero allí Dallas aguantó, el último intento de pase de los Giants fue en cuarta y 5 en la yarda 9, incompleto.

Con la victoria, los Cowboys tienen una pequeña posibilidad de coronar la NFC Este si Washington y Filadelfia empatan en su juego el martes. Pero una victoria de Dallas el próximo domingo contra Washington aseguraría oficialmente un título de división por primera vez desde 2018.

Related Content

Advertising