En Resumen: Cowboys pierden 34-24 ante Green Bay

DAL_Offense

(Nota: El artículo original fue escrito por Kurt Daniels, editor de Dallas Cowboys Star Magazine, y traducido al español para SomosCowboys.com)​

Después de comenzar la temporada con tres victorias impresionantes, aunque todas contra algunos de los oponentes más débiles en la liga, los Dallas Cowboys ahora han perdido dos juegos consecutivos ante equipos que se consideran de alto calibre en la NFL. 

Llevando a muchos a la siguiente pregunta: ¿Los Cowboys son o no son verdaderos contendientes?

Al perder ante Green Bay, 34-24, Dallas volvió a ser víctima de Aaron Rodgers, el mariscal de campo de los Packers que nunca ha perdido en el AT&T Stadium. Realmente no iluminó la hoja de estadísticas, terminando con 238 yardas en 22 de 34 pases, sin ningún touchdown y un índice de pasador de 85.2 – no obstante, pudo mantener a su equipo en movimiento y a los Cowboys tratando de adivinar.

Sin embargo, el esfuerzo de Rodgers quizás era de esperarse. Lo que no fue esperado fue el juego terrestre de Green Bay que entró al juego estando en el puesto número 26 en la NFL. Aaron Jones lideró el juego terrestre con 107 yardas por tierra y cuatro touchdowns, la cantidad más alta de su carrera, con los Packers corriendo para un total de 120 yardas.

Mientras tanto, en el otro lado del balón, los Cowboys pudieron moverse por el campo de manera consistente ya que realmente superaron a Green Bay en ofensiva total, 563 yardas a 335, y acarreando para 122 yardas, con Ezekiel Elliott acumulando un total de 62 en solo 12 intentos, un promedio de 6.2 yardas por acarreo.

Sin embargo, frente a un déficit temprano, la mayor parte de la carga de trabajo recayó en Dak Prescott, quien lanzó para 463 yardas (la cantidad más alta de su carrera) con dos touchdowns, después de completar 27 de sus 44 intentos. Pero también igualó su marca de carrera con tres intercepciones en el juego, terminando con un índice de pasador de 83.8.

Lástima que los Cowboys no jugaron tan bien en los primeros 40 minutos como lo hicieron en los últimos 20. Los Packers tuvieron un comienzo rápido en parte gracias a los errores cometidos por el equipo local, ya que la ofensiva de Dallas aparentemente no pudo salir de su propio camino desde el principio. Los Cowboys estaban moviendo el balón lo suficientemente bien, pero dos de las primeras tres posesiones del equipo terminaron con una intercepción de Prescott.

En realidad, el primero fue más culpa de Amari Cooper, quien dejó que el pase le pasara entre las manos, cayendo en los brazos del esquinero Jaire Alexander. De todos modos, los Packers aprovecharon el regalo, necesitando solo cinco jugadas para llegar a la zona de anotación. Jones, de Green Bay, ganó el primer touchdown del juego con 18 yardas por el centro para anotar en el marcador.

Dallas pudo alcanzar la línea de 34 yardas de Green Bay en su próxima serie ofensiva, pero nuevamente la unidad se lastimó a sí misma ya que esta vez Prescott fue capturado para una pérdida de 10 yardas en tercera y 7, lo que los sacó del rango de gol de campo. El despeje resultante eventualmente condujo al segundo touchdown de los Packers, Jones una vez más obtuvo los honores, esta vez desde 3 yardas fuera para darle a Green Bay una cómoda ventaja de 14-0 en el segundo cuarto.

Una vez más, Dallas pudo mover el balón en ataque, ya que llegaron al centro del campo o más en cada una de sus cinco posesiones en la primera mitad. Pero el tercer intento de los Cowboys resultó en la segunda intercepción de Prescott y su último intento en el segundo cuarto resultó en un gol de campo fallado (54 yardas) por Brett Maher.

De hecho, a pesar de la blanqueada al medio tiempo – los Packers agregaron un gol de campo para impulsar la ventaja a 17-0 –  los Cowboys en ese punto estaban promediando 6.7 yardas por jugada y tenían un total de 215 yardas de ataque en comparación con Green Bay, que tenía 6.4 y 218, respectivamente.

Aún así, los Cowboys fueron blanqueados al medio tiempo por primera vez esta temporada, y desafortunadamente el tercer cuarto – cuarto en el que Prescott había sido casi perfecto durante los primeros cuatro juegos – no comenzó mucho mejor.

Especialmente cuando el tackle derecho La’el Collins dejó el juego a mitad del tercer cuarto debido a una lesión en la rodilla. Con el tackle izquierdo Tyron Smith ya fuera de la alineación debido a una lesión en el tobillo, Prescott fue asediado por la defensa de los Packers.

Los Cowboys finalmente llegaron a anotar puntos con Maher pateando un gol de campo de 36 yardas, pero esos tres puntos se interpusieron alrededor de dos touchdowns más por parte de los Packers. Jones recogió su tercer puntaje en la primera serie de Green Bay durante la segunda mitad, luego siguió con otro más en el próximo recorrido del visitante, con la defensa de Dallas luchando por contener a los Packers. 

Sin embargo, a pesar de estar detrás 31-3, los Cowboys demostraron que no caerían sin pelear. Dallas regresó con tres jugadas de anotación. Prescott primero encontró a Michael Gallup en un pase de 40 yardas para finalmente poner a Dallas en la zona de anotación.

Luego, el equipo vio a Prescott conectar en sus cuatro intentos de pase para 80 yardas en su próximo recorrido antes de que Ezekiel Elliott completara las cosas al cruzar la línea de gol desde la yarda 2 para acercar el marcador.

Por desgracia, ya era muy tarde. La tercera intercepción de Prescott en la próxima posesión de los Cowboys fue quizás el último clavo en el ataúd, ya que el campo corto le permitió a Green Bay agregar otros tres puntos. Cuando Dallas recuperó el balón, Prescott conectó con Cooper en un touchdown de 53 yardas, pero ahora con 10 puntos de diferencia y poco menos de ocho minutos restantes en el reloj, los Cowboys no pudieron completar el regreso.

Le dieron un último intento, dándole a Maher la oportunidad de patear un gol de campo de 33 yardas, que si hubiese sido bueno, le habría dado a los Cowboys la oportunidad de patear una patada lateral. Pero Maher falló su segundo intento del día, arruinando cualquier esperanza de un milagro.

Los Cowboys cayeron a 3-2 en su división, empatando con los Eagles, quienes vencieron a los Jets.

Dallas ahora se encuentra en un empate por el primer puesto en la NFC Este. Dejando muchas preguntas por responder.

Related Content

Advertising