En Resumen: Cowboys pierden en Washington, 25-3

dalton

(Nota: El artículo original fue escrito por Kurt Daniels, editor de Dallas Cowboys Star Magazine, y traducido al español para SomosCowboys.com)​

Los golpes siguen llegando. Pérdidas de balón ofensivos, mal juego defensivo, lesiones. Lavar, enjuagar, repetir. 

Los Dallas Cowboys entraron a su juego contra el equipo de fútbol de Washington necesitando desesperadamente una victoria ante un rival de la división. En cambio, en un día frío y lluvioso, Dallas fue derrotado por los Washington, 25-3, y en el proceso perdió al mariscal de campo Andy Dalton debido a una lesión – la temporada de los Cowboys aparentemente alcanzó un nuevo mínimo.

Dalton no había sido exactamente eficaz antes de salir del partido. Capturado tres veces y bajo presión constante, completó solo 47.4 de sus intentos de pase para 75 yardas y una intercepción para un índice de pasador decepcionante de 36.1.

Luego, a mitad del tercer cuarto, con los Cowboys respaldados en su propia línea de 3 yardas, Dalton despegó un acarreo por el medio. Mientras se deslizaba hacia el suelo, el apoyador de Washington Jon Bostic se lanzó y golpeó a Dalton en la cabeza, una jugada sucia que resultó en que Dalton dejara el juego lesionado y Bostic fuera expulsado.

Se suponía que Dalton sería el suplente del equipo esta temporada, pero se vio obligado a dirigir la ofensiva después de que Dak Prescott quedó fuera por el resto del año debido a una lesión. Ahora, los Cowboys tuvieron que recurrir a su tercer mariscal de campo, Ben DiNucci, el novato que tuvo su primer debut en la NFL.

Independientemente de quién estuviese detrás del centro, la defensiva de Washington dominó la línea ofensiva de Dallas, ganando un total de seis capturas, ocho hits de mariscal de campo y seis tacleadas para pérdida, mientras que limitó a Dallas a solo 59 yardas aéreas y 142 yardas en total. De los 11 pases que completaron los Cowboys, siete fueron atrapados por Amari Cooper, pero sus 80 yardas en recepción significaron poco.

Mientras tanto, en el otro lado del balón, la defensa de Dallas sufrió los mismos problemas que los han afectado durante todo el año: falta de presión, confusión en la secundaria, mal tacleo y falta de robos de balón. Washington acumuló 208 yardas terrestres y un total de 397 yardas de ofensiva, la mayor cantidad de su temporada.

Una vez más, los Cowboys se vieron jugando desde atrás en el primer cuarto. Al haber detenido la zambullida del mariscal de campo de Kyle Allen en el cuarto y gol en la yarda 1 de Dallas, la defensa del equipo le dio una chispa a los Cowboys.

Desafortunadamente, esa chispa se extinguió muy pronto cuando Dalton fue capturado en su propia yarda 7. El ala cerrada Dalton Schultz luego recogió el balón suelto en la zona de anotación, pero no pudo volver a cruzar la línea de gol, por lo que terminó siendo un safety.

Cuatro minutos después, el marcador se cambió a 9-0. La gran jugada en la serie de 63 yardas fue un pase de 26 yardas al ala cerrada Logan Thomas, pero el corredor J.D. McKissic corrió las últimas 12 yardas para finalmente entrar en la zona de anotación.

Los Cowboys encontraron algo de vida cuando Tony Pollard devolvió 67 yardas en la patada inicial, el mejor regreso de su carrera, hasta las 34 de Washington – la devolución de patada inicial más larga de un Cowboy desde que Lucky Whitehead tuvo una recuperación de 79 yardas contra Philadelphia el 8 de noviembre de 2015. Pero al no poder mover las cadenas, Dallas se conformó con un gol de campo de Greg Zuerlein de 45 yardas para entrar al tablero antes del final del primer cuarto.

Sin embargo, después del primer marco de juego, Washington tuvo un total de 138 yardas ofensivas con Dallas solo ganando 6. El equipo local ya había ganado 91 yardas por tierra después de comenzar el día con un promedio de 82.2 yardas terrestres por juego, el peor de la liga.

De hecho, ese gol de campo terminó siendo lo más destacado para los Cowboys. Quizás un cuarto y uno en la yarda 45 de Washington cuando Dallas decidió intentarlo. Pero después de notar que no tenía a nadie abierto por debajo, Dalton intentó un pase profundo (bajo presión) que resultó incompleto.

Dos jugadas más tarde, Washington estaba en la zona de anotación, cuando el veloz receptor abierto Terry McLaurin corrió a la derecha sobre el esquinero novato Trevon Diggs para una recepción de touchdown fácil de 52 yardas. Un golpe rápido.

Washington demostró que también podía llegar metódicamente a la zona de anotación. En su siguiente posesión, el equipo marchó 60 yardas en 10 jugadas, consumiendo 4:05 del reloj. La anotación llegó cuando Thomas atrapó un pase corto por debajo, se zafó de la tacleada de Jaylon Smith y corrió por la línea lateral izquierda para un touchdown de 15 yardas, 22-3.

Con eso, los Cowboys se encontraron perdiendo por al menos 14 puntos por el sexto juego consecutivo. Eso también marcó la sexta vez consecutiva que cedieron 20 puntos en los dos primeros cuartos.

¿Qué tipo de juego (y temporada) fue? Los Cowboys lograron abrirse camino por el campo justo antes de la mitad, asumiendo el control en su propia yarda 25 con 3:08 restantes. Y con 39 segundos por jugar, la ofensiva se encontró en la yarda 12 de Washington.

Fue entonces cuando Dalton trató de conectar con Ezekiel Elliott por el medio, pero el pase estaba ligeramente detrás del objetivo y, en cambio, se fue de las manos de Elliott a los brazos del apoyador de Washington, Cole Holcomb.

Fin de la serie. Fin de la primera mitad. El juego esencialmente había terminado.

Sin embargo, y sorprendentemente, las cosas empeorarían con la lesión de Dalton en el tercer cuarto. Obviamente, con DiNucci detrás del centro, y Washington más decidido que nunca a presionar, los Cowboys no pudieron hacer mucho.

En ese punto, se trataba básicamente más de supervivencia. Si bien Dallas no pudo hacer mucho en la ofensiva, Washington sumó un gol de campo de 30 yardas en el último cuarto, contento de llevar el juego a un final misericordioso.

La derrota, por supuesto, no dejó más que signos de interrogación para los Cowboys. No mucho sobre si todavía podrían llegar a los playoffs, sino más bien, ¿cuándo ganaría Dallas otro juego?

Related Content

Advertising