En Resumen: Cowboys vencen rivales Giants, 23-16

Cooper Rush

(Nota: El artículo original fue escrito por Kurt Daniels, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

Una victoria sobre un rival con mano caliente siempre es bonita... incluso cuando no lo es.

La victoria de los Dallas Cowboys 23-16 sobre los New York Giants no fue exactamente una cosa hermosa, el equipo a veces es su peor enemigo con errores autoinfligidos, pero al final el talento de los Cowboys finalmente se impuso.

Y algo de ese talento, quizás inesperadamente, se encontró detrás del centro. A pesar de toda la preocupación de que los Cowboys tuvieran que salir nuevamente al campo con un mariscal de campo suplente, Cooper Rush demostró una vez más que puede manejar el centro de atención, convirtiéndose en el primer jugador desde la fusión de 1970 en liderar tres series ganadoras en el último cuarto o en tiempo extra en sus primeros tres inicios de carrera.

Rush estuvo estable durante toda la noche, completando el 67.7 por ciento de sus pases para 215 yardas, un touchdown y cero intercepciones para un índice de pasador de 98.2. CeeDee Lamb, en un verdadero esfuerzo de altibajos, terminó con ocho recepciones para 87 yardas, mientras que Noah Brown agregó otras 54 yardas en cinco recepciones.

El juego terrestre también jugó su parte con Tony Pollard corriendo para 105 yardas y Ezekiel Elliott acumulando otras 73. Juntos promediaron 5.9 yardas por acarreo.

Liderando la defensa en este enfrentamiento, al menos al principio, estuvo el ala defensiva DeMarcus Lawrence, ya que el veterano acumuló tres capturas, su primer juego con múltiples capturas desde el 18 de noviembre de 2018 en Atlanta y el tercer esfuerzo de su carrera con al menos tres capturas. Desafortunadamente, Lawrence tuvo que abandonar el juego a la mitad del tercer cuarto con una lesión en el pie.

Incluso con la ausencia de Lawrence, sus compañeros defensivos nuevamente demostraron ser formidables, ya que aún no han entregado más de 19 puntos en ningún juego esta temporada. La unidad capturó al mariscal de campo de los Giants, Daniel Jones, cinco veces en el juego, pero en realidad lo presionó en 24 jugadas. En general, mantuvieron a Nueva York a solo 196 yardas por aire.

Primer cuarto

Después de que su primera serie se detuviera luego de una penalización por retención, los Cowboys recibieron una chispa de sus equipos especiales cuando Dorance Armstrong irrumpió por el lado derecho de la línea de los Giants para bloquear un intento de gol de campo de 47 yardas. Ese fue el primer bloqueo de gol de campo para el equipo desde que Tyrone Crawford lo hizo el 29 de octubre de 2017 en Washington.

Luego, Dallas entró rápidamente en territorio de Nueva York antes de conformarse con un gol de campo de 26 yardas para tomar la ventaja temprana.

Segundo cuarto

El juego pronto estuvo empatado cuando el equipo local tomó la patada inicial subsiguiente y marchó 51 yardas en 14 jugadas hasta la yarda 24 de los Cowboys. Allí aguantó la defensa de Dallas, obligando a los Giants a patear un gol de campo de 42 yardas.

En su debut con los Cowboys, el nueve veces Pro Bowl Jason Peters ingresó al juego como guardia izquierdo y en su primer saque abrió un hueco para Pollard que le permitió al corredor correr 46 yardas contra las 37 de New York. Dallas se acercó tanto como a la yarda 10, pero después de una llamada de interferencia de pase de los Giants en la zona de anotación, los Cowboys tuvieron que conformarse con un gol de campo de Brett Maher de 28 yardas.

Una vez más, los Cowboys se abrieron paso a través del medio campo en su siguiente posesión, pero se perdió una oportunidad de oro cuando Rush encontró un Lamb abierto de par en par en el medio, solo para que el receptor dejara caer el pase. Sin la gran ganancia, y quizás incluso un touchdown, los Cowboys terminaron teniendo que despejar.

Sin embargo, en una afortunada gestión del reloj, los Cowboys le dieron a Maher una oportunidad en un gol de campo de 59 yardas en el último saque de la mitad. Pero su esfuerzo se fue muy desviado por la izquierda, los visitantes entraron al descanso con un estrecho margen de 6-3.

Tercer cuarto

Con los Cowboys aparentemente controlando la primera mitad pero sin poder crear una ventaja cómoda, los Giants salieron en la segunda mitad y aprovecharon las oportunidades perdidas de Dallas.

Después de conducir 42 yardas en 10 jugadas en su serie de apertura del tercer cuarto, el pateador Graham Gano dividió los postes de 51 yardas para igualar el marcador. Eso fue seguido en la siguiente posesión de Nueva York con los Giants recorriendo 77 yardas hasta la zona de anotación, y el golpe de anotación llegó con una carrera de 36 yardas de Saquon Barkley. El primer touchdown por tierra permitido por Dallas esta temporada le dio a Nueva York la ventaja, 13-6.

Sin embargo, los Cowboys respondieron, alcanzando terreno por primera vez en el juego. Rush comenzó con una conexión de 17 yardas a Lamb y luego agregó pases completos de 29 y 12 yardas a Peyton Hendershot y Brown, respectivamente. Pero fue Elliott quien obtuvo los honores, abriéndose camino desde la yarda 1 para su primer touchdown del año.

Último cuarto

Y luego Lamb encontró su redención que tanto necesitaba.

En su primera serie del último cuarto, los Cowboys comenzaron en su propia yarda 11, pero gracias en gran parte a cuatro pases completos al No. 88 para 48 yardas, Dallas cruzó la línea de gol nuevamente. Rush conectó con Lamb para una ganancia de 17, luego en cuarta y 4 en la 41 de Nueva York, el mariscal de campo volvió al receptor abierto para el primer intento.

La serie culminó cuando Lamb atrapó un pase de 26 yardas antes de realizar un espectacular agarre con una mano y colocar sus pies dentro del campo en el lado izquierdo de la zona de anotación para un touchdown de 1 yarda.

Con el impulso totalmente detrás de los Cowboys, el especialista en devoluciones de despeje KaVontae Turpin preparó su lado con el balón en la yarda 35 de los Giants con un retroceso eléctrico de 28 yardas. Eso condujo a un gol de campo de 44 yardas de Maher, la ventaja ahora es de 10 puntos, 23-13.

Nueva York pudo responder con un gol de campo de 51 yardas, convirtiéndolo en un juego de una sola posesión. Y eso es justo lo que consiguieron, una posesión más para intentar empatar el marcador.

Pero cualquier idea de un regreso pronto se desvaneció cuando Trevon Diggs logró una intercepción para su primera intercepción de la temporada, los Cowboys avanzaron a un récord 2-1, con otro rival de la NFC Este la próxima semana, los Washington Commanders.

Related Content

Advertising