En Resumen: Dak, defensa dominan en la victoria 31-14

Dak_Bucs

(Nota: El artículo original fue escrito por Kurt Daniels, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

El entrenador en jefe Mike McCarthy declaró a principios de temporada que las defensas ganan campeonatos, pero los mariscales de campo ganan Super Bowls.

Damas y caballeros, Dak Prescott.

Si bien todavía queda un largo camino por recorrer en este torneo de postemporada, el mariscal de campo de los Dallas Cowboys fue simplemente sobresaliente al llevar a su equipo a una victoria de 31-14 sobre Tom Brady y los Tampa Bay Buccaneers en este enfrentamiento de NFC Wild Card. Al hacerlo, los Cowboys ganaron su primer partido de playoffs como visitantes desde el Juego de Campeonato de la NFC de 1992, una victoria de 30-20 sobre los San Francisco 49ers.

Pero eso fue historia antigua gracias a Prescott y compañía. Después de fallar sus primeros tres pases de la noche y ser capturado en su cuarto ocasiones, el mariscal de campo de Dallas estuvo casi imparable, completando 25 de sus siguientes 30 intentos para 305 yardas. En total, registró un porcentaje de pases completos de 75.8 con cuatro touchdowns y cero intercepciones para un índice de pasador de 143.3.

En el camino, estableció un récord de franquicia en los playoffs con 11 pases completos consecutivos y superó a Tony Romo en la cuarta mayor cantidad de pases de touchdown en su carrera en la postemporada, ahora con un total de 10. También empató con los miembros del Salón de la Fama Roger Staubach y Troy Aikman por la mayor cantidad de pases de touchdowns del club en un juego de playoffs.

Dalton Schultz fue el principal beneficiario de la actuación de Prescott, convirtiéndose en el primer ala cerrada en los libros de récords de los Cowboys con dos touchdowns recibidos en un juego de playoffs. Obtuvo siete recepciones para 95 yardas, ambas la mayor cantidad del equipo, mientras ocho jugadores diferentes atrapaban pases.

A pesar de todos los fuegos artificiales ofensivos, la defensa de Dallas fue quizás aún más dominante. Brady lanzó para 351 yardas, pero necesitó 66 intentos de pase. Completó solo el 53 por ciento de sus pases con dos touchdowns y una intercepción para una calificación de 72.2. Los Cowboys también limitaron el juego terrestre de los Buccaneers a solo 52 yardas. Micah Parsons y Johnathan Hankins lograron una captura cada uno, mientras que Leighton Vander Esch encabezó al club con nueve tacleadas. Tanto Hankins como Vander Esch regresaron a la alineación después de perderse los cuatro y tres juegos anteriores, respectivamente.

El único inconveniente de la noche fueron los inexplicables problemas del pateador Brett Maher. Uno de los mejores pateadores durante esta temporada regular, falló sus primeros cuatro intentos de puntos extra. Afortunadamente, su inexactitud inicial no afectó el resultado de este juego.

De todos modos, los Buccaneers simplemente no fueron rival para los Cowboys en esta noche.

Primer cuarto

Las ofensivas tardaron un par de series en activarse después de que ambas defensas dominaran durante los primeros cinco minutos del cuarto. Pero en su tercer intento, los Cowboys no solo lograron el primer intento inicial del juego, sino que también abrieron el marcador.

La serie de siete jugadas y 80 yardas vio a Tony Pollard correr cuatro veces para 25 yardas con Prescott conectando con Michael Gallup para 15 yardas y obteniendo un castigo de rudeza al pasador para ganar otras 15 yardas. El mariscal de campo luego culminó la serie con un pase de 22 yardas a Schultz, y mientras Maher falló su punto extra a la derecha, Dallas tuvo la ventaja inicial, 6-0.

Segundo cuarto

En la segunda jugada del segundo cuarto, los Cowboys evitaron el desastre. Brady hizo marchar a sus tropas hasta la yarda 5 de Dallas, pero en el segundo y gol, su pase a la parte de atrás, en medio de la zona de anotación, fue arrebatado por el profundo Jayron Kearse, los Cowboys aseguraron la primera intercepción de Brady en la zona roja desde la temporada 2019.

Dado el regalo, Prescott se hizo cargo, liderando a su equipo las 80 yardas completas en 15 jugadas. Durante la serie, el mariscal de campo completó sus seis intentos de pase para 71 yardas, pero usó sus piernas para cruzar la línea de gol, tomando un contraataque por el extremo izquierdo en cuarta y 1 para el touchdown. Sin embargo, las luchas continuaron para Maher, ya que nuevamente falló su punto extra a la derecha.

Con su último esfuerzo, Prescott registró un touchdown tanto por pase como por tierra en su cuarto juego consecutivo de playoffs, el único jugador en la historia de la NFL en registrar tal racha.

Con la defensa nuevamente forzando otro despeje de los Buccaneers, los Cowboys tenían 3:32 para trabajar antes del final de la mitad. Eso fue mucho tiempo. Una vez más, Prescott estuvo excelente ya que completó 7 de 9 pases para 83 yardas y también corrió para 11 yardas, zambulléndose para el primer intento en tercera y 6. En pase de touchdown, rodó hacia su izquierda para evitar la presión y luego encontró a Schultz nuevamente a 11 yardas de distancia para los puntos. En una tendencia ahora inquietante, Maher esta vez falló su punto extra por la izquierda, pero Dallas entró al vestidor con una ventaja de 18-0 al descanso.

Tercer cuarto

El tackle izquierdo Jason Peters fue descartado luego de sufrir una lesión en la cadera al final del segundo cuarto, pero con el novato Tyler Smith pasando de guardia izquierdo a tackle y Connor McGovern entrando a suplir a Smith, el tren ofensivo del equipo no disminuyó la velocidad.

Comenzando en su propia yarda 14, los Cowboys solo necesitaron ocho jugadas para llegar a la zona de anotación por cuarta posesión consecutiva. Prescott conectó con Schultz para 26 yardas, el ala cerrada hizo una impresionante atrapada de malabares. Luego Dak conectó con CeeDee Lamb para 26 más y una carrera de Pollard de 18 yardas. El mariscal de campo luego encontró a Gallup en la zona de anotación desde la yarda 2 para el touchdown. Otra falla de Maher, esta en la parte superior del poste derecho, convirtió oficialmente su noche en una de las peores en la historia de los playoffs, pero la ventaja dominante de Dallas hizo que su frustrante esfuerzo no fuera un factor.

A pesar de estar en lo profundo del hoyo, Tampa Bay aún no estaba enterrado. Los Buccaneers realizaron una serie de 10 jugadas y 95 yardas al final del cuarto con los últimos dos pases de la serie de Brady de 18 yardas al receptor Mike Evans y luego de 30 yardas al receptor Julio Jones en la zona de anotación. Es posible que los Cowboys se hayan beneficiado de un posible castigo por sujetar a un jugador defensivo en la conversión de dos puntos, pero independientemente, el intento de pase quedó incompleto.

Último cuarto

Sin embargo, Dallas tuvo una respuesta. Una vez más, Prescott cortó y cortó en cubitos a la secundaria de los Buccaneers. En el camino, conectó con Noah Brown para 15 yardas y Gallup para 12 antes de que él y la ofensiva se encontraran enfrentando cuarto y 4 en la yarda 18 de Tamp Bay. Con McCarthy decidido a intentarlo, Prescott encontró un Lamb abierto de par en par en el lado izquierdo para el touchdown fácil. Y la Nación de los Cowboys dio un suspiro colectivo de alivio cuando Maher finalmente logró el punto extra para llevar la ventaja a 31-6.

Si no estaban enterrados antes, los Buccaneers esencialmente lo estaban ahora con poco más de 10 minutos restantes en el juego. Llegaron a la yarda 2 de los Cowboys en su siguiente posesión, pero el pase desesperado de Brady bajo presión no quedó completo en cuarta y gol, y Dallas se hizo cargo de las oportunidades.

Desafortunadamente, ocurrió un momento aterrador con menos de tres minutos para el final cuando el receptor abierto de Tampa Bay, Russell Gage, tuvo que ser sacado del campo debido a una lesión.

Cuando volvió la acción, Brady completó una serie de 11 jugadas y 52 yardas con un pase de 8 yardas al ala cerrada Cameron Brate y convirtió la conversión de dos puntos con un strike a Evans. Cuando los Buccaneers recuperaron la patada lateral en su propia yarda 49 con 2:04 en el reloj, las cosas se pusieron un poco incómodas.

Sin embargo, fue demasiado poco y demasiado tarde.

Gracias a la victoria por 17 puntos, los Cowboys ahora viajarán a San Francisco para enfrentar a los 49ers el próximo domingo 22 de enero a las 5:30 p.m. CT en FOX en la ronda divisional de los playoffs.

Related Content

Advertising