En Resumen: La defensa lleva a la victoria 27-20

Gregory

(Nota: El artículo original fue escrito por Kurt Daniels, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

Recuerden, se necesitan 60 minutos completos. No 50, ni 55, sino 60.

Los Dallas Cowboys casi se dan cuenta de eso por las malas cuando, después de dominar durante al menos tres cuartos y medio, dejaron que el equipo de fútbol de Washington regresara al juego con 12 puntos permitidos en los minutos finales del último cuarto.

Afortunadamente, la defensa de Dallas salvó el día, creando otra pérdida de balón con poco más de dos minutos para asegurar una victoria 27-20. Por supuesto, ese lado del balón jugó de manera sobresaliente durante toda la tarde, permitiéndole a la ofensiva de Washington un total de solo 224 yardas y manteniendo al equipo local a dos terceras conversiones en 14 intentos.

El regreso del ala defensiva Randy Gregory y el tackle defensivo Neville Gallimore, combinado con el regreso del ala defensiva DeMarcus Lawrence la semana pasada, le ha dado a los Cowboys una formidable presión de mariscal de campo. Dallas registró cinco capturas y nueve hits de mariscal de campo mientras limitaba a Tyler Heinicke de Washington a solo 122 yardas aéreas y un índice de pasador de 55.8.

Dos de esas capturas fueron cortesía de Micah Parsons, quien ahora ha registrado 9.5 capturas en sus últimos seis partidos y estableció un récord de la mayor cantidad de juegos con múltiples capturas por parte de un novato. Con ese tipo de presión, los Cowboys pudieron recuperar el balón cuatro veces en momentos clave del juego.

Sin embargo, a pesar de lo fuerte que jugó la defensa, Dak Prescott y la ofensiva nunca parecieron encontrar totalmente su ritmo. El mariscal de campo falló en muchos de sus pases y terminó con 211 yardas aéreas, un touchdown, dos intercepciones y un índice de pasador de 58.8. Los Cowboys totalizaron 323 yardas de ofensiva, pero lograron solo 1 de 6 en la zona roja, obligados a depender de la pierna de Greg Zuerlein, quien anotó en sus cuatro intentos de gol de campo.

Primer cuarto

Los Cowboys hicieron algo que no habían hecho en sus últimos tres juegos: acumular puntos en su posesión inicial. Prescott empujó a su equipo 54 yardas en 12 jugadas antes de que la serie fuera detenida, pero Zuerlein salió para un gol de campo de 35 yardas. Lo cual fue una buena señal considerando que Dallas llegó a este juego invicto, 6-0, cuando anota primero.

Y al final del cuarto, el juego parecía estar terminado.

Los Cowboys continuarían acumulando 15 puntos más para tomar una ventaja dominante, principalmente gracias al juego de su defensa. Esto comenzó cuando Gregory, de regreso después de perderse cuatro juegos debido a una lesión en la pantorrilla, rozó un pase en la línea y luego lo atrapó para darle a Dallas el balón en la yarda 41 de Washington.

Cinco jugadas más tarde, los Cowboys volvieron a estar en el tablero después de que Prescott le enviara un pase a Amari Cooper en la parte trasera de la zona de anotación para anotar. Y gracias a un castigo sobre Washington, los Cowboys tuvieron éxito en su conversión de dos puntos.

Pero la defensa aún no había terminado. Con Washington haciendo el intento en cuarta y 2 en la yarda 46 de Dallas, Parsons se abrió camino hacia el mariscal de campo, capturando a Heinicke. El balón que salió rebotando fue recogido por el ala defensiva Dorance Armstrong, quien avanzó 37 yardas para el touchdown y una ventaja de 18-0.

Segundo cuarto

Después de la ráfaga de acción en el primer cuarto, las cosas estuvieron relativamente tranquilas durante la primera parte del segundo set de 15 minutos. Eso, por supuesto, no impidió que los Cowboys aumentaran su ventaja.

Dallas agregó dos goles de campo más antes de que terminara la primera mitad. El primero llegó después de una serie de 61 yardas en 11 jugadas, preparando a Zuerlein para un gol de campo de 38 yardas. Luego, con 2:14 restantes en el cuarto, Prescott y compañía usaron 12 jugadas para marchar 58 yardas, posicionando a Zuerlein para un gol de campo de 37 yardas.

Con una ventaja de 24-0 en el descanso, la defensiva de Dallas había permitido solo 29 yardas de ofensiva a Washington.

Tercer cuarto

Washington finalmente se subió al tablero a la mitad del tercer cuarto con un drive de 90 yardas que vio a Heinicke conectarse con Cam Sims en una bomba de 43 yardas. Luego, Heinicke se encargó de la conversión de dos puntos él mismo, lanzándose hacia el pilón izquierdo para darle al equipo local ocho puntos.

Pero en la siguiente serie de Washington, la defensiva de Dallas logró recuperar el balón por tercera vez en el juego. Esta vez fue el esquinero Jourdan Lewis quien golpeó el balón de los brazos del corredor Antonio Gibson, recuperando él mismo el balón suelto.

Establecidos en la yarda 25 de Washington, los Cowboys pudieron llegar a la 10, pero no lograron entrar. En cambio, Zuerlein proporcionó otros tres puntos con una patada de 29 yardas.

Último cuarto

Decir que las cosas se pusieron interesantes sería quedarse corto. Con el mariscal de campo suplente Kyle Allen reemplazando a Heinicke, quien se había lesionado, Washington pudo sumar otro touchdown con poco más de cinco minutos para el final, marchando 73 yardas en 17 jugadas. El corredor Jonathan Williams obtuvo los honores de anotación en una carrera de 1 yarda, pero el intento de pase de Allen al ala cerrada Ricky Seals-Jones no fue completo, por lo que fallaron la conversión de dos puntos.

Pero Washington regresó a la zona de anotación menos de un minuto después. Prescott intentó conectar con el ala cerrada Dalton Schultz, pero no pudo ver al apoyador Cole Holcomb, quien se interceptó el pase y lo devolvió 31 yardas para el touchdown. El punto extra fue bloqueado, dejando a Washington a sólo siete puntos de empatar el partido con poco más de cuatro minutos restantes en el reloj.

Y ellos tenían el balón. Pero fue entonces cuando Gregory atravesó la línea y derribó a Allen. El mariscal de campo, en un intento desesperado por lanzar el balón, lo soltó y el profundo Jayron Kearse lo agarró para darle nuevamente posesión a Dallas en la yarda 37 de Washington.

Cuando Prescott pudo lograr el primer intento justo antes de la advertencia de los dos minutos, el juego estaba sellado. Los Cowboys pudieron agotar el tiempo para su novena victoria de la temporada, tomando una ventaja de tres juegos en la NFC Este con cuatro juegos restantes.

Related Content

Advertising