En Resumen: La ofensiva lidera el camino, 49-29

Dak_Pollard

(Nota: El artículo original fue escrito por Kurt Daniels, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

Arlington, Texas - Sin Ezequiel Elliott. Sin Noah Brown. La ausencia de ambos jugadores no fue problema para la ofensiva de los Dallas Cowboys, no con Dak Prescott y Tony Pollard jugando a todo dar.

Después de empezar a retomar la acción el domingo pasado en su regreso de una fractura en el pulgar, el mariscal de campo se destacó al llevar a los Cowboys a una victoria de 49-29 sobre los Chicago Bears, la primera vez que el equipo supera los 25 puntos esta temporada. Completó el 77.8 por ciento de sus intentos de pase para 250 yardas con dos touchdowns y una intercepción para una sólida calificación de pasador de 114.5.

Por supuesto, con Elliott fuera, todos los ojos estaban puestos sobre Pollard y si podría manejar la carga adicional. El corredor corrió para 131 yardas en 14 acarreos, igualando los máximos de su carrera en ambos y también totalizando tres touchdowns, su mejor marca personal. En total, los Cowboys superaron las 200 yardas terrestres por primera vez esta temporada, terminando con 201.

Donde la ofensiva realmente brilló fue en las terceras oportunidades. De cara a este enfrentamiento, los Cowboys ocupaban el triste puesto número 30 en la NFL, habiendo convertido solo el 32.2 por ciento de sus intentos de tercer intento. Contra los Bears, Dallas convirtió 9 de 11 intentos de tercera oportunidad en su camino para registrar 442 yardas ofensivas, también su mayor cantidad esta temporada.

Si bien la ofensiva de los Cowboys tuvo éxito, el otro lado del balón tuvo una verdadera batalla en sus manos. La defensa de Dallas cedió un récord de puntos en la temporada, habiendo llegado a este juego en el segundo lugar de la NFL con 14.9 puntos permitidos por partido. Y la unidad nunca fue capaz de detener realmente a la ofensiva terrestre número 1 de la liga, ya que Chicago acumuló 240 yardas por tierra.

Pero el grupo defensivo capturó al mariscal de campo Justin Fields cuatro veces y lo limitó a solo 151 yardas por aire.

Primer cuarto

Los Cowboys no pudieron haber hecho que pareciera más fácil al comenzar el juego, ya que la ofensiva de Dallas anotó en cada una de sus dos primeras posesiones.

Prescott y compañía tomaron el balón para iniciar y rápidamente marcharon 75 yardas en 11 jugadas hasta la zona de anotación. Pollard dejó en claro que estaba listo y dispuesto a ser el caballo de batalla del equipo cuando acarreó el balón cuatro veces para 26 yardas con una recepción para otras 16. El mariscal de campo luego entraría a la zona de anotación con el ala cerrada Dalton Schultz despejando el camino para una carrera de 7 yardas y una ventaja de 7-0.

Y su segunda serie se pareció mucho a la primera en que la defensa de los Bears pudo hacer poco para frenar a los Cowboys. Esta vez, Prescott completó sus seis intentos de pase para 68 yardas, el último de los cuales fue un pase de 21 yardas a CeeDee Lamb para la anotación.

Segundo cuarto

En la primera jugada del segundo cuadro, los Bears recogieron las 2 yardas necesarias para preparar un primero y gol en la yarda 6 de Dallas. Habían llegado a ese punto principalmente por tierra con Fields luchando dos veces para un total combinado de 29 yardas. Luego igualó a Prescott con una carrera de touchdown propia para completar la serie y traer a los visitantes de regreso al juego.

No es que la anotación de Chicago cambiara el ataque de los Cowboys. La ofensiva simplemente siguió adelante. Pollard por 6, Prescott por 17, Pollard por 2, Prescott por 7 y 25, Pollard por 18. Touchdown. A través de las primeras tres posesiones de Dallas, el coordinador ofensivo Kellen Moore no podría haberlo elaborado mejor.

Una vez que los Cowboys consiguieron cuatro series seguidas con un touchdown, el juego parecía haber terminado. Después de que KaVontae Turpin devolviera el despeje de los Bears 13 yardas hasta la yarda 46 de Dallas, Prescott destrozó a la secundaria de los Bears, completando pases de 15 y 22 yardas a Lamb y finalmente una conexión de 1 yarda al ala cerrada novato Jake Ferguson para la cuarta anotación del equipo.

Fue la primera vez que Dallas cruzó la línea de gol en sus primeras cuatro posesiones de un juego desde el 21 de diciembre de 2014 contra Indianápolis.

Sin embargo, las cosas dieron un giro antes de la mitad cuando Chicago respondió repentinamente con 10 puntos. Los Bears fueron los primeros en llegar a la zona de anotación con 40 segundos restantes en el cuarto, ayudados en parte por un castigo de rudeza al pasador sobre Chauncey Golston que negó una intercepción de Trevon Diggs. Dada otra oportunidad, Fields inmediatamente completó un pase al receptor abierto N'Keal Harry para anotar.

Pero luego, en la primera jugada de los Cowboys, Prescott conectó con Lamb por el medio, y el balón fue directamente a los brazos del profundo Eddie Jackson, quien devolvió la intercepción 21 yardas hasta la yarda 24 de Dallas. La defensa aguantó, pero los Bears aún pudieron sumar tres puntos más con un gol de campo de 36 yardas, los Cowboys tenían la ventaja al iniciar el descanso, 28-17.

Tercer cuarto

Desafortunadamente, ese impulso se quedó con los visitantes cuando comenzó la segunda mitad. En la segunda serie de los Bears del tercer cuarto, la defensa de Dallas casi comete un balón suelto, solo para que la decisión sea anulada. Nuevamente dada una segunda oportunidad, Chicago continuó su marcha hacia la zona de anotación.

Fields encontró al receptor Darnell Mooney en dos pases rápidos para 42 yardas con el corredor Khalil Herbert y luego corrió 12 yardas hasta la zona de anotación. DeMarcus Lawrence capturó a Fields en el intento de conversión de dos puntos, pero el juego ahora se redujo a una ventaja de una posesión.

Sin embargo, el péndulo volvió al lado local con Dallas anotando 14 puntos consecutivos. Prescott y su ala cerrada Schultz conectaron pases de 30 y 14 yardas con Lamb también entrando en acción en una recepción de 12 yardas. Pero Pollard obtendría los honores, corriendo las 7 yardas del medio para pagar por tierra.

Y luego de haber estado tan cerca de quitarle el balón en dos oportunidades anteriores, la tercera vez fue la vencida para los Cowboys. El corredor David Montgomery tomó un pase de Field y subió al campo, solo para que el apoyador Leighton Vander Esch le soltara el balón.

Micah Parsons se abalanzó sobre él para caer en el balón suelto, pero cuando Fields saltó sobre él, sin tocar nunca a Parsons mientras estaba tirado en el suelo, Parsons se puso de pie y rápidamente devolvió el balón 36 yardas para el touchdown. Así, Dallas volvió a estar arriba por 19 puntos, 42-23.

Último cuarto

Una defensa de los Cowboys que luchaba por detener el juego terrestre de los Bears sufrió un golpe cuando los profundos Donovan Wilson y Jayron Kearse abandonaron el juego en jugadas consecutivas. Esto después de que el profundo compañero Malik Hooker estuviera inactivo debido a su propia lesión. Kearse regresaría más tarde, pero en la siguiente jugada, Fields encontró al ala cerrada Cole Kmet en la zona de anotación para anotar, aunque Chicago volvió a fallar en su intento de conversión de dos puntos.

No importa, los Cowboys pusieron la próxima posesión en manos de Pollard. El corredor tomó el traspaso cuatro veces en la serie de cinco jugadas, la última una ingeniosa carrera de 54 yardas que hizo que Pollard se escapar para correr por la banda izquierda y lograr su tercer touchdown del juego.

Con eso, el partido quedó sellado, Dallas se dirige a una semana de descanso muy necesaria con un impresionante récord de 6-2.

Related Content

Advertising