En Resumen: Un mejor equipo de los Cowboys gana 31-28

dalton

(Nota: El artículo original fue escrito por Kurt Daniels, editor de Dallas Cowboys Star Magazine, y traducido al español para SomosCowboys.com)​

FRISCO, Texas - Ahora bien, esto es lo que estábamos esperando. Los Dallas Cowboys jugaron un fútbol duro y físico en defensa y usaron un ataque equilibrado y eficiente en la ofensiva para lograr una inesperada victoria 31-28 ante los Minnesota Vikings. Esto no solo marcó la primera victoria de Dallas como visitante en la temporada 2020, sino que, lo más importante, demostró que el equipo quizás finalmente está empezando a encajar bajo el nuevo entrenador en jefe Mike McCarthy. 

La defensa de Dallas enfrentó una tarea difícil al tratar de detener al corredor de los Vikings, Dalvin Cook, y el corredor líder de la NFL se abrió camino a 115 yardas con Kirk Cousins ​​también completando el 73.3 por ciento de sus pases para 314 yardas y tres touchdowns. Pero los Cowboys hicieron varios golpes grandes y registraron dos recuperaciones de balón suelto que llevaron a anotaciones - el profundo Donovan Wilson forzó el balón suelto en ambas ocasiones.

Lo que al final fue suficiente, ya que el corredor Ezekiel Elliott casi igualó a su contraparte golpe por golpe. Elliott terminó con 103 yardas terrestres, la primera vez que superó la marca del siglo este año, pero en realidad tuvo un mejor promedio de yardas por acarreo que Cook, 4.9 a 4.3.

Mientras que el mariscal de campo Andy Dalton, quien estuvo detrás del centro después de perderse dos juegos, lanzó para 203 yardas y tres touchdowns, los Cowboys terminaron con 376 yardas totales de ofensiva contra 430 de Minnesota y perdieron el tiempo de posesión, 28:11 a 31:49.

Pero ganaron donde más contaba: en el marcador.

Primer cuarto:

Después de casi recuperar un balón suelto cuando Cedrick Wilson forzó el balón en la primera devolución de despeje de los Vikings, los Cowboys tuvieron que esperar unos minutos más para su primera recuperación de balón. DeMarcus Lawrence proporcionó el músculo en una captura de Cousins con Donovan Wilson quitándole el balón al mariscal de campo para preparar a Dallas en la yarda 30 de Minnesota.

Tres jugadas después, los Cowboys estaban en la zona de anotación, y Elliott consiguió la anotación con una recepción de 6 yardas para el touchdown. El punto extra del pateador Greg Zuerlein fue bloqueado, pero los Cowboys estaban en el tablero, 6-0.

Sin embargo, la posesión subsiguiente de los Vikings fue metódica, ya que el equipo local marchó 75 yardas en 12 jugadas mientras se comía 7:15 del reloj. Convirtieron tres terceras oportunidades en el camino, la última una tercera y un gol en la yarda 1 que vio a Cook entrar a la zona de anotación para darle una ventaja de 7-6.

Segundo cuarto:

El juego físico de los Cowboys continuó en el segundo cuarto, cuando el equipo superó una intercepción de Dalton en territorio de Minnesota con una dura defensa y una penalización de los Vikings que anuló una posible conversión en cuarto intento con un despeje falso.

Sin embargo, no hubo errores en la próxima serie de Dallas. De hecho, se convirtió una serie destacada por CeeDee Lamb. El receptor novato puso las cosas en marcha con un regreso de despeje de 18 yardas, y luego convirtió un cuarto y 1 con una carrera de 6 yardas alrededor del extremo izquierdo. Pero guardó lo mejor para el final, haciendo una recepción espectacular en la zona de anotación para el touchdown.

Y Dallas aún no había terminado. Otro golpe de Wilson forzó un balón suelto que Jaylon Smith devolvió 21 yardas hasta la yarda 48 de Minnesota con 49 segundos por jugar. Los Cowboys trabajaron hasta la 1 de los Vikings después de un pase completo de 32 yardas a Amari Cooper, que preparó a Zuerlein para un gol de campo que le dio a Dallas una ventaja de 16-7 para el medio tiempo. 

Tercer cuarto:

Por desgracia, las buenas vibras del final de la primera mitad no se trasladaron al tercer cuarto cuando Minnesota corrió 30 jugadas a las seis de los Cowboys, manteniendo la posesión durante 11:54 de los 15 minutos.

Los Vikings usaron su primera posesión del cuarto para marchar por el campo en nueve jugadas. El receptor abierto Adam Thielen hizo el daño, se liberó para una gran ganancia de 51 yardas y luego puso un límite a la serie con una atrapada de touchdown en la esquina derecha de la zona de anotación.

Eso fue seguido por Minnesota asumiendo su propia línea de 19 yardas en su próxima serie y usando 12 jugadas para llegar hasta el final. El pase de touchdown de 3 yardas de Kirk Cousins a Thielen en la primera jugada del último cuarto convirtió una ventaja de nueve puntos para los Cowboys en un déficit de cinco puntos, 21-16.

Último cuarto:

Pero justo cuando parecía que los Cowboys habían terminado, el equipo encontró algo de vida usando el juego terrestre. Elliott corrió el balón tres veces seguidas para un total combinado de 24 yardas antes de que Tony Pollard interviniera y se soltara para una carrera de 42 yardas hacia la zona de anotación, la carrera más larga de los Cowboys esta temporada. Con una opción que vio a Elliott lanzarle el balón a Lamb, quien corrió hacia el pilón para la conversión de dos puntos, y así como así Dallas volvió al frente con 24-21 en el marcador.

Pero no duró mucho, ya que Minnesota regresó con un pase de touchdown de 39 yardas de Cousins ​​a Justin Jefferson. Pero con el paso del tiempo, los Cowboys hicieron lo que tenían que hacer. Tomando el control en su propia línea de 39 yardas con 4:00 por jugarse, Dalton orquestó una serie de 11 jugadas y 61 yardas, el ganador del juego llegó en una jugada perfectamente diseñada para el ala cerrada Dalton Schultz en una anotación de 2 yardas.

Con su tercera victoria del año, los Cowboys se mantuvieron en la búsqueda del título de la NFC Este, y ahora tienen la oportunidad de mejorar su posición aún más con un enfrentamiento contra su rival Washington en el tradicional juego de Acción de Gracias el jueves.

Related Content

Advertising