Gran contrato, gran año para Amari Cooper

Cooper

(Nota: El artículo original fue escrito por Rob Phillips, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

FRISCO, Texas - En esta serie analizamos lo bueno, lo malo y lo que sigue para jugadores que actualmente están bajo contrato con los Cowboys. Hoy continuamos la serie con el receptor abierto Amari Cooper.

Lo bueno: No fue una temporada de Pro Bowl, pero estadísticamente 2020 fue la mejor temporada de Cooper en sus dos años y medio en Dallas hasta la fecha. En su primera temporada de un contrato de cinco años y $100 millones, Cooper se convirtió en el cuarto jugador en la historia de los Cowboys en llegar a 90 recepciones. Tuvo 92 para 1,114 yardas y 5 touchdowns, convirtiéndose en el primer jugador de los Cowboys en llegar a 90 en una temporada desde Dez Bryant en 2012 y 2013. Atrapó el 71.9 por ciento de sus 128 intentos de recepción, el mejor porcentaje de cualquier receptor abierto de los Cowboys, según Pro Football Focus. Cooper también alcanzó la marca de las 1,000 yardas por quinta vez en seis temporadas de la NFL a pesar de los constantes cambios en la posición de mariscal de campo el año pasado, comenzando con la lesión de tobillo de Dak Prescott que puso fin a su temporada en octubre. Los Cowboys tuvieron cuatro mariscales de campo diferentes (Prescott, Andy Dalton, Ben DiNucci, Garrett Gilbert) y Cooper atrapó al menos un pase de los cuatro. Cooper también ha sido duradero, apareciendo en los 41 juegos desde que llegó de Oakland a mediados de la temporada 2018.

Lo malo: Hace un año, lo malo habría sido la discusión del desbalance entre los juegos dentro y fuera de casa. En 2019, por la razón que sea, Cooper fue considerablemente más productivo en AT&T Stadium. Cooper no pensó que eso fuera una gran tendencia y, de hecho, sus estadísticas de 2020 fueron bastante consistentes independientemente del estadio (48 recepciones para 468 yardas y 2 touchdowns en juegos fuera de casa; 44 recepciones para 646 yardas y 3 touchdowns en casa). Si hay un área para mejorar este año, sería en torno a toda la ofensiva. Los Cowboys lideraron la liga en balones que dejaron caer la temporada pasada (31), aunque Cooper solo dejó caer el balón cuatro veces de esos 128 pases, según STATS. La ofensiva ocupó el puesto 29 en el porcentaje de touchdown en la zona roja (50%) y el 31 en el porcentaje de touchdown de goal-to-go (62.1%). El tener un grupo más saludable debería ayudar: la ofensiva jugó sin Prescott, sin el ala cerrada Blake Jarwin y sin los tackles ofensivos Tyron Smith y La'el Collins durante la mayor parte del año. 

Lo mejor de 2020: ¿Mejor juego? Probablemente las 121 yardas de Cooper en una gran victoria 37-17 ante los Eagles que mantuvo a flote las esperanzas de playoffs de los Cowboys de cara al final de la temporada regular. Cooper promedió 30.3 yardas en seis recepciones gracias a una atrapada de 69 yardas, la mayor de la temporada. ¿La mejor recepción? La atrapada con una mano que hizo Cooper en el partido contra los Falcons para una ganancia de 58 yardas durante la increíble victoria de la Semana 2 de los Cowboys.

Consideración de contrato: La producción de Cooper en 2020 es exactamente lo que los Cowboys imaginaron cuando lo firmaron al contrato más grande de un receptor en la historia de la franquicia. Tiene un salario base de 20 millones de dólares en 2021, según Spotrac, pero los Cowboys podrían crear un espacio salarial bajo una restructuración de su contrato, convirtiendo una parte del salario base en un bono de firma y reduciendo el tope salarial de este año – de manera similar a la forma en que reestructuraron los contratos de Tyron Smith, Zack Martin y DeMarcus Lawrence el verano pasado.

Qué sigue: En enero, Cooper se sometió a una cirugía de limpieza menor en el tobillo que no debería afectar su trabajo de temporada baja. Hay situaciones de lesiones más importantes que hay que monitorear en la lista de los Cowboys, pero se espera que Prescott, Jarwin, Smith y Collins estén listos para la próxima temporada. Una ofensiva más saludable facilitará mucho el trabajo de Cooper, y sus compañeros receptores Michael Gallup y CeeDee Lamb deberían seguir mejorando.

Related Content

Advertising