James Washington quiere aportar un juego físico

J_Washington

FRISCO, Texas – La gran pregunta que los Cowboys tendrán que responder en las próximas semanas será si el equipo es al menos similar en talento al que tuvieron la temporada pasada; si los jugadores que renovaron contrato o los que llegaron hacen mejor al club rumbo al kickoff 2022.

La respuesta tiene poco que ver con nombres, tamaño de contratos o con el supuesto talento que tienen los jugadores. Tiene que ver con la realidad, con la confiabilidad que han demostrado en todo tipo de circunstancias y su disponibilidad el día del partido.

La salida de Amari Cooper presupone que CeeDee Lamb es el nuevo receptor principal de los Cowboys, por ejemplo.

Pero hace un tiempo que Cooper empezó a dejar de ser ese receptor número uno que fue de impacto inmediato cuando llegó a Dallas en el canje con los Raiders y que resultó en un alargue contractual de 100 millones de dólares.

Por cualquiera que fuera la razón – defensas, esquema, o plan de juego – Cooper poco a poco dejó de ser el favorito del quarterback Dak Prescott, si es que alguna vez lo fue.

Lamb tampoco ha demostrado en su único partido del 2021 sin Cooper que podía echarse el juego aéreo a hombros, aunque tampoco es que haya tenido grandes oportunidades. Es decir, es difícil saber la razón por la que el balón no fue dirigido hacia él, ya sea porque no se desmarcó o porque el quarterback prefirió lanzar a otro lado o simplemente no tuvo tiempo.

Tampoco es que en realidad hayan requerido aún a Lamb como su principal receptor los Cowboys, que empezaron la temporada pasada con esperanzas de tres en la posición con más de mil yardas.

Sin embargo, ese tiempo tenía que llegar, para un receptor reclutado en primera ronda con las cartas credenciales de Lamb en la Universidad de Oklahoma, Más todavía, cuando la salida de Cooper abrió un boquete de 16 millones de dólares en el tope salarial, para un receptor que la campaña anterior fue a la baja y no hacía la gran diferencia en el campo de juego.

Michael Gallup está en duda desde hoy para el partido inaugural de temporada por la lesión de rodilla que sufrió y Cedrick Wilson firmó como agente libre con Miami.

Ahora llega James Washington a los Cowboys, después de sus primeras cuatro temporadas con los Steelers, que lo reclutaron en segunda ronda de Oklahoma State.

Dallas tiene más experiencia en la posición de tercer receptor, en reemplazo de Wilson. Será el segundo en el escalafón, al menos hasta que Gallup esté recuperado, salvo que llegue otro jugador en una ronda alta del próximo draft.

"Creo que puedo aportar un juego físico", dijo Washington en conferencia telefónica con la prensa que cubre a los Cowboys. "Michael Gallup, CeeDee, todos estos muchachos han enseñado un montón de habilidades físicas. Ahora mismo, creo que puedo agregar".

"Creo que mi fortaleza es cuando el balón está en el aire. Para eso me voy a preparar".

Washington es un receptor más establecido y con más experiencia para jugar NFL que Wilson, quien es un gran ejemplo de preparación, después de más de dos años de desarrollarse en el equipo de prácticas de los Cowboys y aprovechar la oportunidad cuando tuvo que jugar por necesidad específica en el roster.

Cierto, Wilson también puede pasar el balón, gracias a que jugó como quarterback en sus épocas colegiales. Pero su posición es la de receptor. Las jugadas de engaño en que lanza el balón se realizan muy de vez en cuando.

Washington fue reclutado por los Steelers en el 2018 y sus mejores números llegaron un año después, 735 yardas en 44 recepciones del 2019.

En cuatro temporadas, promedió 14.3 yardas por recepción. En el 2021 tuvo su menor producción; apenas 24 recepciones y 285 yardas. Sólo le enviaron el balón en 44 ocasiones.

Durante sus últimas temporadas, Pittsburgh tenía demasiados receptores y poco quarterback, cuando habían pasado los mejores momentos de Ben Roethlisberger.

"Siento que con todo lo que sucedió en Pittsburgh, realmente no pude mostrarme por completo", dijo. "Tuvimos un cuarto de receptores lleno (…). En realidad, no llegué a desarrollarme por completo y dar los pasos que quería. Voy a aprovechar al máximo esta oportunidad en Dallas y hacer lo que pueda para que obtengan el 110 por ciento de mí y pueda alcanzar mi máximo potencial".

Related Content

Advertising