Advertising

Los Cowboys inician la temporada con el pie izquierdo en una derrota 16-8 ante los Panthers

Zeke

Según las estadísticas, los Cowboys no jugaron tan mal a comparación de los Panthers – el mariscal de campo Dak Prescott tuvo un QB rating de 81.1, completando 19 de 29 pases para un total de 170 yardas mientras que Cam Newton tuvo un rating de 82.4, completando 17 de 26 pases para 161 yardas. 

Parece bien, pero no. La realidad fue muy distinta.

La ofensiva de los Panthers dominó la primera mitad por completo. En general, la defensa hizo suficientes jugadas, forzando y recuperando un balón suelto en la zona roja y logrando detener a la ofensiva en ciertas jugadas clave. Pero, contener a Newton – quien es uno de los mariscales más móviles – no es tarea fácil. 

Los Cowboys tuvieron muchos problemas para conseguir primeros intentos, agotando a su propia defensa tras forzarlos a jugar más tiempo.

"Pusimos a nuestra defensa en una mala situación”, dijo el corredor Ezekiel Elliott. “Los tuvimos en el campo por mucho tiempo. No pudimos obtener primeros intentos. No pudimos mantener nuestras unidades en funcionamiento".

Dallas no logró encontrar ritmo sino que hasta la segunda mitad del partido, donde Elliott acarreó el balón para 51 yardas y un touchdown, anotación que fue seguida por un acarreo de Prescott para una conversión de 2 puntos. 

Al final Prescott pudo obtener un poco de equilibrio en el juego aéreo, lanzando para seis primeros intentos. Pero lamentablemente fue en vano ya que el ritmo momentáneo llegó demasiado tarde. 

Algunos podrían utilizar la excusa de que quizás el haber perdido tiempo de juego en la pretemporada – debido a ciertas lesiones en la línea ofensiva – pudo haber sido algo que haya afectado el proceso de preparación…

Pero Prescott dijo no estar buscando excusas.

"Hemos tenido mucho tiempo en el campamento de entrenamiento. Esta semana tuvimos mucho tiempo para prepararnos”, señaló el mariscal de campo. “Necesitábamos salir y ejecutar, y no ejecutamos tan bien como necesitábamos. Nos metimos en un agujero".

En resumen, el juego terrestre y el juego aéreo de los Cowboys dejó mucho que desear. La línea ofensiva no se vio sólida, los receptores realmente no pudieron abrirse, Prescott estuvo bajo presión y el juego terrestre nunca se puso en marcha.

Los equipos contrarios saben que el juego terrestre es el punto fuerte de los Cowboys y por ende tratarán de hacer todo lo posible para eliminar la carrera.

"Cada semana van a cargar la caja", dijo Elliott. "Saben que nos gusta correr el balón. Son una defensa fuerte en el juego terrestre y simplemente nos ganaron".

Los Cowboys suelen poder correr el balón eficazmente, pero esta vez la línea defensiva de su rival estuvo bien cargada. No todas las líneas defensivas son igual de buenas como la de los Panthers, pero los Cowboys tienen que encontrar la manera de poder mover el balón en situaciones donde no puedan recargarse de Elliott.

Ahora mismo su juego aéreo (Dak y sus receptores) no asustan a nadie. Y eso es un problema. El equipo tiene que crear ese tipo de amenaza para así poder crear un buen balance en el campo.

Los Cowboys tienen mucho talento, pero lo cierto es que en estos momentos queda mucho trabajo por hacer.

Related Content

Advertising