McFadden Gana Yardas, Las Resbaladizas Manos de Dez y Más

Los Dallas Cowboys (4-9) se presentaron nuevamente en Lambeau Field para enfrentarse contra los Green Bay Packers (9-4) y tratar de cerrar una cuenta pendiente. Este domingo fue un día lluvioso, lleno de buenas expectativas pero desafortunadamente los Cowboys no pudieron vengarse y fueron derrotados por 28-7.

Matt Cassel sólo completó 13 de 19 pases para 114 yardas y una intercepción. Como ya se ha vuelto costumbre, la ofensiva sigue sin avanzar y sigue sin anotar puntos. Darren McFadden corrió para 50 yardas y gracias a él la ofensiva pudo acercarse a la zona roja y fue cuando Robert Turbin anotó el primer y único touchdown de Dallas.

Definitivamente hay que resaltar la gran participación de estos dos corredores, McFadden y Turbin, porque hicieron un buen esfuerzo en movilizar el juego terrestre. La ofensiva de los Cowboys logró 171 yardas en acarreos de las cuales un total de 111 yardas fueron hechas con nueve acarreos por parte de McFadden.

Ahora hablemos de Dez Bryant quien no ha jugado como juega Dez Bryant. En este partido Cassel trató de lanzarle más pases a Bryant pero no sirvió para nada porque la mayoría fueron contados como pases incompletos. Bryant dejó caer muchos pases, cosa que no es muy común para un jugador como él. Claro, estuvo el factor de la lluvia lo cual  hace que el balón se resbale de las manos pero fuera de ese factor, Bryant no ha tenido suerte en toda la temporada.

Bueno, no es cuestión de suerte sino que de práctica… Con el dilema que tuvo antes de la temporada tratando de llegar a un acuerdo con su contrato y con el tiempo que estuvo fuera debido a la fractura en el pie, Bryant no ha tenido suficiente tiempo de entrenamiento. Y como dice el dicho "la práctica hace al maestro".

A pesar de que no ha podido hacer buenas jugadas, en mis ojos Dez sigue siendo un gran jugador. A pesar de que tuvo doble cobertura durante el partido y a pesar de que no jugó bien, Dez no se puso a señalar con el dedo, echándole la culpa a otros. "No hay excusas, yo debería de estar en juego", dijo Bryant. "Hacemos todo lo posible para salir y ejecutar las cosas que necesitan ser ejecutadas. No digo que es un mal plan de juego, en realidad es un buen plan de juego, es sólo que cuando no ejecutas simplemente no ejecutas, así de sencillo."

"No tenemos otra opción, tenemos que seguir luchando", Bryant.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising