Novatos llegan al campamento con "algo que demostrar"

rookie helmet

(Nota: El artículo original fue escrito por Rob Phillips, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

FRISCO, Texas - Los novatos están aquí.

Por primera vez desde 2019, los Cowboys tienen programado realizar un minicampamento de novatos en The Star en Frisco este fin de semana con 31 jugadores que incluye selecciones de draft, agentes libres de novatos, veteranos elegibles de primer año y pruebas de campamento.

La selección de primera ronda Micah Parsons y la clase de novatos llegaron el miércoles para someterse a exámenes físicos, tomar fotos individuales y recibir su equipo de entrenamiento antes de la primera práctica del viernes.

"Se siente bien. Puedo comenzar mi propia tradición, mi propio legado, el primer apoyador aquí en usar este (jersey número) 11", dijo. "Y espero que lo represente bien".

El año pasado, la pandemia de COVID-19 canceló todas las actividades de fútbol en persona durante la temporada baja, incluido el minicampamento de novatos. Si bien el campamento de tres días es más una orientación que cualquier otra cosa – sin hombreras y sin ejercicios de ofensiva contra defensa – ayuda a los novatos a aclimatarse al programa de los Cowboys antes de que comiencen las actividades organizadas del equipo junto a los veteranos, que tomará lugar a finales de este mes.

El nuevo grupo está listo para comenzar.

"Todos estamos comenzando en pie de igualdad", dijo el ala defensiva/selección de tercera ronda Chauncey Golston. "Lo único es que al final del día alguien recibirá un bono de firma más grande. Es todo. Todos estamos aquí para trabajar".

El tackle defensivo/selección de sexta ronda Quinton Bohanna dijo: "Tengo algo que demostrarle al cuerpo técnico, que puedo entrar y contribuir y ser un buen jugador para la defensa. Sin hombreras y realmente sin ejercicios físico, simplemente puedo mostrarles mi técnica, que soy un jugador técnico y mostrarles mi alto coeficiente intelectual de fútbol".

El apoyador/selección de tercera ronda Jabril Cox está emocionado de estar de regreso en el norte de Texas. Cox ganó tres títulos nacionales en North Dakota State en el Toyota Stadium, a solo unos minutos de The Star, antes de transferirse a LSU el año pasado.

"Mostrarles que soy un competidor. Competir", dijo. "Eso es algo que te llevará lejos si compites siempre en cada repetición, en cada jugada, incluso fuera del campo en las salas de reuniones. A los entrenadores les encanta eso. Eso es lo que quiero mostrar".

Related Content

Advertising