Primer gran paso al campo de juego

Primer-gran-paso-al-campo-de-juego-hero

El viaje ha sido largo y pesado desde su natal Monterrey, México, hasta Canton, Ohio, pasando por Oxnard, California y, sobre todo, por Dallas.

Isaac Alarcón está ante la gran posibilidad de jugar por vez primera un partido de la NFL, cuando los Dallas Cowboys enfrenten a los Pittsburgh Steelers, en el tradicional Juego del Salón de la Fama.

Aunque para muchos, será un juego sin trascendencia en la tabla de posiciones, para el liniero mexicano significa cumplir la primera etapa de la meta que se ha trazado cuando llegó a Dallas el verano pasado.

"Tengo que ser honesto, me he imaginado a mi mismo en el campo y rezo para que, gracias a Dios, pueda hacer todas esas cosas que he hecho en práctica, que pueda mostrarlas en el campo", dijo Alarcón. "Así que estoy realmente emocionado".

Alarcón creció como aficionado de los Borregos Salvajes del Tecnológico de Monterrey idolatrando a los Cowboys; conoce de primera mano ese gran seguimiento y afición al equipo que hay en la ciudad y todo México, además de la gran rivalidad que tienen contra los Steelers.

Llegó a los Cowboys la pretemporada anterior, después de ganarse un lugar con el programa NFL International Pathways, que además garantizó su lugar al menos en el equipo de prácticas todo el 2020 y podría hacerlo en el 2021, a menos que se gane un lugar en el roster de los 53 jugadores activos en temporada regular.

"Isaac ha dado pasos agigantados, si piensas dónde estaba en esta época del año pasado", consideró el entrenador en jefe de los Cowboys, Mike McCarthy. "Ha hecho un gran trabajo. No creo que haya un día de trabajo en el que no haya estado con todo. Ha estado ahí, cada día, haciendo todo tipo de trabajo y ya estamos viendo los resultados".

McCarthy y el staff de entrenadores cambiaron a Alarcón de su posición original de tackle a guardia, en un proceso que comenzó desde el programa de receso de temporada, gracias a la versatilidad y el progreso mostrado en un año.

"Hemos visto un poco más de él por dentro (de la línea ofensiva)", agregó el coach. "Ven lo que ha hecho con su cuerpo. Definitivamente está en gran forma comparado con el año pasado. Ha hecho un montón de cosas buenas".

Alarcón dijo que se siente cómodo y más confiado como guardia, y que cree que eso ayudará en sus posibilidades de éxito.

"Creo que como guardia tienes menos pasto que proteger", explicó. "Como tackle, sientes como que tienes un montón de espacio desde afuera hasta el quarteback y entre ti (…). También siento como que tengo más control y apoyo de mis compañeros, el centro, el tackle… Así que creo que es mejor para mi".

McCarthy aseguró que quiere ver a Alarcón contra los Steelers en situación real de juego; algo que para el mexicano no ha sucedido desde el 2019, cuando aún jugaba Liga Mayor o futbol americano colegial en su país.

"Para mi, significa mucho", aceptó. "Jugar para esta organización, los Cowboys, de la que siempre fui un gran aficionado. Representar a mi país, México y a mi bandera siempre será un gran honor. Estoy muy agradecido por esto".

Alarcón dijo que su principal meta era ayudar a sus compañeros en el campo, pero también sabe que será el primero y único partido de la pretemporada 2021 de la NFL, por lo que estará en el aparador no sólo de entrenadores y ejecutivos de Dallas, sino de todos los 32 equipos de la liga.

El liniero ofensivo, quien portará en el casco una calcomanía de la bandera mexicana, está consciente de que toda la afición al futbol americano su país estará pendiente de él, sean o no aficionados de los Cowboys o de los Steelers; las dos franquicias más populares de manera histórica al sur de la frontera estadounidense.

Además, este fin de semana, tres legendarios ex jugadores de Dallas, todos con anillo de campeonato de Super Bowl, serán inducidos al Salón de la Fama: El safety Cliff Harris, el receptor Drew Pearson y el entrenador Jimmy Johnson.

También serán entronizados cinco ex miembros de los Steelers: los defensivos secundarios Troy Polamalu y Donnie Shell, y el coach Bill Cowher; los tres de la generación 2020 y por el 2021, el liniero ofensivo Alan Faneca y Bill Nunn, reportero y buscador de talento.

"No estoy nervioso, ansioso", afirmó. "Me siento más emocionado, motivado por lo que viene, por lo que está por suceder en el campo y todos los días rezo porque ese momento sea el inicio de una gran temporada para mi y mis compañeros".

Será parte de los cerca de 90 jugadores con los que Cowboys, igual que los Steelers, se presentarán en el estadio Tom Benson, de Canton, Ohio, después de nueve entrenamientos en el campamento de Oxnard, a donde regresarán de inmediato después del partido, para alternar entrenamientos con Los Angeles Rams el próximo sábado.

"Para mi todo es nuevo por completo: El campamento de prácticas, estar aquí, mi primer partido desde el 2019", dijo Alarcón. "Como dije, es mi primer juego de futbol en la NFL. Así que todo es nuevo y estoy realmente emocionado".

Related Content

Advertising