Sin Zeke, el trabajo no es demasiado grande para Pollard

Pollard

(Nota: El artículo original fue escrito por David Helman, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

ARLINGTON, Texas - Estadísticamente, este no fue el primer comienzo de la carrera de Tony Pollard, pero esa es exactamente la razón por la que las hojas de estadísticas pueden mentir.

Técnicamente, el domingo marcó el segundo comienzo de la carrera de Tony Pollard. Hace toda una vida, en la Semana 2, también fue titular contra los Atlanta Falcons. Realizó los dos primeros acarreos del juego para seis yardas, pero luego fue enviado a la banca por la mayor parte del resto de una remontada de 40-39.

Esto fue algo completamente diferente. Cuando Pollard salió al campo al comienzo de este enfrentamiento de la Semana 15 contra San Francisco, fue muy claro: Ezekiel Elliott había sido descartado del juego por una lesión en la pantorrilla. Y no estaría sustituyendo.

Así es exactamente como, incluso con 28 partidos en su carrera, esta victoria 41-33 contra los 49ers fue una oportunidad completamente diferente para Tony Pollard.

"Fue grande para mí, un sueño hecho realidad: estar en la liga, tener la oportunidad de comenzar el juego, sabiendo que el equipo dependería de mí", dijo Pollard después. "Solo traté de aprovecharlo al máximo".

Pollard ciertamente hizo eso, y de varias maneras.

Con una notable excepción, fue un día difícil para el juego terrestre de los Cowboys en una rara ocasión en que Elliott no estaba en la alineación. Los Cowboys se abrieron camino a 87 yardas terrestres como equipo, quedando muy por debajo de las cuatro yardas por acarreo durante la mayor parte del día.

No es sorprendente que varias de las mayores contribuciones de Pollard, particularmente al principio del juego, vinieran como receptor, ya que atrapó seis pases para 63 yardas ese día.

"Mucho de eso simplemente fue el no ser codicioso en la ofensiva y simplemente tomar lo que nos dieron", dijo Pollard. "Dejaron ciertas áreas abiertas, y simplemente nos aprovechamos de eso".

Sin embargo, esa no es, obviamente, la parte que se recordará de este juego. Porque a pesar de lo insignificantes que fueron los tramos de este juego, Pollard selló la victoria con una de las mejores jugadas de la temporada.

Con una ventaja de 27-24 y 2:37 por jugar, Pollard rebotó hacia el tackle derecho, golpeó a Richard Sherman en el hoyo y giró a través de un intento de tacleada combinada de Fred Warner y Marcell Harris. Todo ese elegante juego de pies lo empujó a un espacio abierto detrás de la secundaria de San Francisco, y así salió disparado para un touchdown de 40 yardas que efectivamente aseguró la victoria.

"Mis muchachos hicieron un buen trabajo manteniendo sus bloqueos, y yo dejé que mi habilidad natural compensara el resto", dijo Pollard.

CeeDee Lamb agregó: "La jugada de 40 yardas simplemente fue la guinda del pastel. Él hizo un gran trabajo. Obviamente, con Zeke fuera, sé que sintió mucho peso sobre sus hombros cuando fue nombrado titular. Pero los tipos como TP, están listos para eso".

Eso es lo que sin duda hará que este partido sea especial para Pollard. Esta no ha sido la primera vez que el profesional de segundo año realiza una jugada impresionante. Pero es la primera vez que se le pide que juegue sin la red de seguridad de un All-Pro detrás de él.

El domingo marcó la primera vez en sus cuatro años de carrera que Elliott se pierde un juego debido a una lesión. Y aunque podría haber sido extraño ver a Elliott sin uniforme, dio un fuerte voto de confianza a su sujeto de estudio.

"Fue genial", dijo Elliott. "Es un tipo que sabes que es súper explosivo, sabes que puede cortar y romper en cualquier momento. Antes de la última jugada le dije que terminara fuerte, y eso es exactamente lo que hizo".

Idealmente, no se convertirá en algo usual. Elliott estaba optimista de que podría jugar a principios de esta semana, por lo que es razonable suponer que estará disponible durante las últimas dos semanas de la temporada. Aún así, la profundidad de corredor de los Cowboys no había sido probada en bastante tiempo, pero pasó la prueba del domingo.

"Es grande. El saber que no todo tiene que pasar por un hombre o unos cuantos", dijo Pollard. "Hay diferentes muchachos en el equipo que pueden llevar el peso, ayudar a quitar algo de peso de los hombros de los otros muchachos, los líderes del equipo. Definitivamente es algo grande".

Related Content

Advertising