Tyrone Crawford se retira después de 9 años de carrera

McCarthy-Updates-Status-Of-Crawford,-Awuzie-hero

(Nota: El artículo original fue escrito por David Helman, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

FRISCO, Texas - Parece que uno de los veteranos más antiguos de los Cowboys ha decidido terminar su carrera.

Desde hace tiempo se sospechaba que el liniero defensivo veterano estaba considerando retirarse, pero el entrenador de los Cowboys, Mike McCarthy, confirmó la noticia el jueves por la tarde.

"Tyrone, vino a verme de inmediato en el proceso de entrevista de salida... se va a retirar", dijo McCarthy.

La noticia pone fin a otra larga carrera de un jugador de los Cowboys, ya que Crawford fue reclutado por la organización en 2012. Pasó toda su carrera con los Cowboys y apareció en 117 partidos.

Ha sido una primavera llena de despedidas, ya que sus compañeros veteranos L.P. Ladouceur y Chris Jones se han ido del club en las últimas semanas. Con Crawford retirándose y Sean Lee aún sopesando sus opciones, Tyron Smith es ahora el jugador más antiguo de los Cowboys.

La carrera de Crawford ha sido sinuosa en más de un sentido. Originario de Windsor, Ontario, Crawford comenzó su carrera de fútbol americano universitario en Bakersfield College en Bakersfield, California, se convirtió en un All-American de la universidad junior y finalmente se inscribió a Boise State.

A partir de ahí, Crawford elevó su valor para convertirse en una selección de draft del Día 2, siendo reclutado por los Cowboys como la selección global número 81 en el NFL Draft 2012. Crawford y el ex esquinero Orlando Scandrick fueron los primeros reclutados de la cantidad de prospectos de Boise State que se unirían a los Cowboys, ya que pronto fueron seguidos por jugadores como DeMarcus Lawrence, Kellen Moore, Leighton Vander Esch, Cedrick Wilson y Darian Thompson.

La oficina principal de los Cowboys inicialmente seleccionó a Crawford para jugar como ala defensiva en un esquema de 3-4, pero la defensiva había cambiado a un 4-3 bajo Monte Kiffin y Rod Marinelli en su segunda temporada. Encima, Crawford ni siquiera pudo jugar esa segunda temporada, ya que se rompió el tendón de Aquiles durante la primera práctica completa del campamento de entrenamiento en 2013.

Inicialmente como suplente detrás de Henry Melton en 2014, Crawford fue movido a la posición de tackle y finalmente terminó abriendo 15 juegos para los campeones de división 12-4 de ese año.

La producción de Crawford como tackle defensivo fue intrigante, especialmente para un jugador tan joven. Terminó esa temporada 2014 con 33 tacleadas, tres capturas, 14 golpes de mariscal de campo y otras 29 presiones, estableciéndose como un joven apresurador de mariscales de campo prometedor.

Por supuesto, esa promesa condujo al momento decisivo de la carrera de Crawford. Al comienzo de la temporada 2015, la organización lo firmó a una extensión de contrato por cinco años y $45 millones, confiando en que su desarrollo continuo lo convertiría en un fichaje inteligente a largo plazo.

Crawford terminó jugando hasta el final de esa extensión, pero no resultó ser como se esperaba. Jugó la mayor parte de la temporada 2015 con un desgarro en el manguito rotador y aún así logró 35 tacleadas y cinco capturas, pero nunca se convirtió en el apresurador de mariscales de campo bajo la posición de tackle. Durante la temporada 2016, la aparición de Maliek Collins y Terrell McClain llevó al cuerpo técnico a mover a Crawford de regreso al exterior para convertirse en ala defensiva. Tuvo éxito como ala defensiva, estableciendo un récord personal de 5.5 capturas en 2018. Aún así, terminó su carrera con solo 25 capturas, 22 de las cuales llegaron después de que firmó su extensión.

Para ser justos, el jugar con lesiones fue otra característica definitoria de la carrera de Crawford.

Además de la lesión de Aquiles y el desgarro del manguito rotador, Crawford luchó con varios otros problemas. En la segunda jugada de una victoria contra Tampa Bay en 2018, Crawford fue sacado del campo con una aparente lesión en el cuello. Lo otro fueron los problemas de cadera que le afectaron durante los últimos años.

Crawford lidió con lesiones en ambos lados de las caderas desde el comienzo de la temporada 2018. Jugó con molestias ese año y estuvo bajo rehabilitación durante la temporada baja de 2019. Sin embargo, esos problemas lo volvieron a afectar después de solo cuatro juegos en 2019, y finalmente fue enviado a la reserva de lesionados.

A pesar de la temporada baja acortada por la pandemia en 2020, Crawford recuperó su buena salud y estuvo disponible para el comienzo de la temporada. Pero incluso según él mismo admitió, el kilometraje comenzó a pasar factura.

"Obviamente, noveno año, he pasado por lesiones y esas simplemente no desaparecen", dijo en octubre pasado. "Se sienten mejor que cuando sucedió. Pero no se sienten muy bien".

Crawford logró jugar el 40% de las jugadas defensivas la temporada pasada, terminando con 14 tacleadas y dos capturas. Terminó su carrera con 194 tacleadas y 33 tacleadas para pérdida, más sus 25 capturas. También fue un capitán defensivo en dos ocasiones y un líder franco en el lado defensivo del balón.

Al parecer Crawford no planea alejarse demasiado durante su retiro, según McCarthy.

"Él estará aquí en el área. Vive al final de la calle, y de hecho lo he visto un par de veces desde entonces", dijo.

Es una buena apuesta decir que los Cowboys seguirán viendo a Crawford en sus alrededores. En cuanto al juego, sería prudente encontrar un reemplazo que pueda igualar su versatilidad y capacidad de liderazgo.

Related Content

Advertising