Victor Villalba: Sonante victoria de los Cowboys, 19-3, ante los Giants

En esperado duelo de apertura al ciclo de juegos programados para el domingo en la noche, los pupilos de Rod Marinelli pusieron en relieve que hay defensiva en apoyo a la ofensiva azul y plata, con sonante victoria 19-3 ante un electrificante lleno en el AT&T Stadium.

Ambas ofensivas cascabelearon por aire, en momentos un Dak Prescott se mostró errático en la misma sombra de las diagonales, mientras que su similar Eli Manning terminó con un rating poco presumible del 78.8 que incluyó una intercepción aunado a tres capturas.

Por otro lado no hubo comparación alguna en cuanto al juego terrestre, donde los Gigantes corrieron el balón en solo 12 ocasiones para escasas 35 yardas, mientras que el propio Ezekiel Elliott acarreo en 24 instancias para un muy sólido 104 yardas, en particular en series ofensivas que aun cuando no terminaron en las diagonales mas que en una ocasión, si pudieron hacer del reloj un amigo fiel y un verdadero enemigo de los visitantes.

La preocupación local antes del juego era si la defensiva tendría el suficiente octanaje ante una ofensiva gigante sin posibilidades de un juego balanceado, y fueron los Sean Lee y Jaylon Smith, que se combinaron para 15 tackleos, que junto con una secundaria activa y la intercepción del esquinero Anthony Brown, pudieron alzar la mano y ser reconocidos como artífices fieles del resultado final.

"Ultimadamente, te miden por cuantos puntos permitiste", dijo el entrenador Jason Garrett luego de tener a la ofensiva gigante bajo la bota. "Para que nosotros los tengamos con tan solo tres puntos, ellos tienen muchas armas en esa ofensiva. Obviamente el mariscal de campo es fuera de serie. Así que para que nosotros podamos hacer eso ante esa ofensiva, creo que eso es impresionante. Minimizamos las jugadas grandes; no permitimos que dieran vuelo a su juego terrestre. Siento que en gran parte, esos fueron los factores grandes. Obviamente en tercera oportunidad, saliendo en tercera y largo es grande en esta liga y eso lo pudimos hacer durante el juego".

Esa única anotación del juego fue en un pase de 12 yardas de Prescott para Jason Witten en el segundo cuarto, luego de que el mismo ala cerrada empatara al legendario liniero defensivo Ed "Too Tall" Jones como el máximo en juegos como vaquero con 224 y cuyo pase de 11 yardas en serie ofensiva anterior pasara a Michael Irvin en el total de yardas por aire de la franquicia.

"Yo simplemente se que tan líder es para este equipo y los jugadores", dijo el gerente general y dueño Jerry Jones con respecto a su estelar jugador. "Yo se que me llenó de orgullo cuando se anunció que había roto la marca. Lo hizo de una manera muy necesitada. Cada jugada es necesitada, pero caray, nosotros lo necesitamos esta noche de la misma manera que lo ha hecho durante toda su carrera. Estoy muy orgulloso de él. Tengo la esperanza que en realidad se tome mayor distancia de eso (la marca) y que le agregue un 50 porciento más en cuanto a las atrapadas".

Witten  terminó con siete recepciones para 59 yardas, mientras que otro que se apareció en escena, quizá logrando sacarse la espina en la derrota del 2016, fue nadamenos que Terrence Williams, que fuera cuestionado que si era el verdadero segundón y volatazo de Dez Bryant en el plantel de Scott Linehan, así como fueron cuestionados los pupilos de Marinelli durante toda la pretemporada.

Williams terminó con seis recepciones para 68 yardas, varias siendo en momentos clave para mantener posesión del balón, aun cuando varios de estos engarces resultaron al fin en que se lograran los cuatro goles de campo del automático Dan Bailey.

Pero de nuevo, fue la defensiva que mantuvo a flote a los Vaqueros.  Luego de afrontar la crítica, gente como Jeff Heath se mantuvieron tranquilos luego de mostrar un dominio en su propia casa, respondiendo a la noción que se les menospreciara.

"No lo se", respondió Heath a la duda. "Honestamente en realidad no se cual es el sentimiento general del público en cuanto a nuestra defensiva.  Nosotros intentamos crear nuestra propia realidad e intentar bloquear la mayor cantidad de ruido que sea posible. Siento que hay mucho simplemente desconocido de los muchachos jóvenes. Y Jaylon (Smith) y Cheeto (Awuzie) y A.B. (Brown) que apenas tiene un año de experiencia.  Muchos que están en la línea defensiva. Simplemente hay mucho que se desconoce. No se si somos menospreciados, sobre preciados o lo que sea, pero sabes, nosotros tratamos de jugar nuestra defensiva y esos son los tipos de resultados que logramos cuando jugamos bien".

La primera serie ofensiva de los Vaqueros resultó en una patada de despeje, luego de que Prescott mostrara un cierto titubeo con dos pases desdibujados, uno para Brice Butler y otro para Bryant.

Pero con el balón en posesión del contrario, la defensiva obligó a un tres y fuera por Manning y compañía, a merced en gran parte a una captura de DeMarcus Lawrence. Gente como Brandon Marshall, Sterling Shepard y el comentado ala cerrada novato Evan Engram, simplemente fueron meros espejismos por parte del equipo de la gran manzana.

Los puntos de la quiniela se dieron con el primer gol de campo de Bailey donde pudieron llegar hasta la yarda tres de los Gigantes, con serie ofensiva que incluyeron dos primeros y diez, junto con un ritmo un tanto esquizofrénico buscando desbalancear a la defensiva con jugadas en serie y sin reunión.

"Esa fue nuestra mentalidad (ser agresivos a la ofensiva) llegando", dijo Prescott en conferencia de prensa. "Queríamos ser agresivos. Nosotros queríamos hacer que ellos intentaran detenernos. No se trataba que nosotros ajustáramos a lo que ellos hicieran a la defensiva. Temprano estábamos sobre el balón. Hubo muchas jugadas de pase – algunas buenas y otras que no lo fueron, y esa me la adjudico a mi mismo. Nosotros mejoraremos, y como lo dije, fue una buena defensiva.

"Dejé que un par se me escaparan.Tiré un par más fuerte de lo que necesitaba, específicamente esos dos envíos en la zona roja que fallé. No hay escusa para esos, en realidad".

Una curvita al estilo del plan con maña que les diera resultado, donde Prescott si se mostró seguro por gran parte, pero de nuevo fueron dos pases sin la certeza acostumbrada, ambos para el número 88, que resolvió al fin el tener que conformarse con tres en lugar de siete.

Bryant terminó con solamente dos recepciones para 43 yardas en sendo mano-a-mano con el esquinero Janoris Jenkins, que arrojo chispas entre los dos gladiadores. Pero decididamente el vestido de azul y plata estará muy obligado a mostrar su casta, en particular con el siguiente compromiso siendo en Denver ante los Broncos que abren su propia temporada regular en casa ante los ahora Cargadores de Los Angeles, parte de la doble tanda de juegos del lunes por la noche.

Una primera mitad y la defensiva blanqueaba al rival mostrando un dominio absoluto en yardas totales, tiempo de posesión y número de jugadas ofensivas, pero con el marcador 16-0 los Vaqueros dejaban que los Gigantes siguieran vivos al comenzar el tercer cuarto.

Los Gigantes salieron con una primera serie de 16 jugadas, consumiendo 9:44 del reloj, pero ahora ellos fueron los obligados a conformarse con tres puntos luego de que en segunda y gol el liniero defensivo Charles Tapper lograra una captura clave obligando una tercera y gol que se quedó corto con pase completo de Manning para el receptor abierto Roger Lewis Jr. logrando el novato Chido Awuzie excelente atajada.

De ahí la defensiva obligó otra patada de despeje, llego Brown con su intercepción en pase dirigido a Lewis y la ofensiva pudo de perdido quitarle el tiempo suficiente al reloj para cerrar de tal manera el capítulo 110 de esta larga y sonada rivalidad.

Tal pareciera que luego de llegar justo al mismo momento que Lewis al balón, que ambos forcejearon por la posesión al caer juntos a la grama artificial del coso de Arlington, Texas.

"Fue una cobertura de zona y pude leerle los ojos a Eli", comentó Brown después del juego. "Cuando estoy atrapando el balón, no esperaba que estuviera (Lewis) tan cerca y el trató de jalar el balón de mi. Pero yo no iba a soltarlo así que la tendríamos que pelear. Estaríamos ahí todavía peleándola si pudiéramos. Así que ese balón no permitiría que se me fuera".

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising