Zack Martin sobresalió a pesar de las lesiones

Martin

(Nota: El artículo original fue escrito por Nick Eatman, escritor para DallasCowboys.com, y traducido al español para SomosCowboys.com)

En esta serie analizamos lo bueno, lo malo y lo que sigue para jugadores que actualmente están bajo contrato con los Cowboys. Hoy continuamos la serie con el guardia Zack Martin.

Lo bueno: Lo "bueno" cuando se trata de Zack Martin es que todavía es ciertamente uno de los linieros ofensivos más talentosos de la NFL cuando está sano. Durante la última media década, se podía marcar con seguridad un lugar para Martin en el equipo All-Pro de la NFL. Martin se perdió seis juegos combinados en 2020, pero no hay duda de que estuvo jugando a un nivel All-Pro en los 10 juegos que jugó para los Cowboys. En todo caso, vimos el verdadero talento que tiene al mostrar su flexibilidad de posición en 2020. Con todas las lesiones que acumularon los Cowboys en la posición de tackle ofensivo, los entrenadores le pidieron al guardia que se moviera a tackle derecho en juegos selectos y se desempeñó de manera más que respetable. Los Cowboys entraron en ritmo moviendo el balón contra Seattle cuando Martin se movió a la posición de tackle. Más tarde regresó de una lesión y comenzó como tackle en una victoria ante Minnesota. Su habilidad de poder jugar a niveles tan altos en múltiples posiciones es impresionante.

Lo malo: Martin no tuvo que demostrar lo grandioso que es para los fanáticos de los Cowboys. Desafortunadamente, en una temporada en la que el destino del equipo se decidió en gran medida por sus diversas lesiones, Martin, que se perdió más de un tercio de la temporada, jugó un papel en ese destino. Los seis partidos que se perdió fueron por dos lesiones distintas. Martin sufrió una conmoción cerebral, de la que regresó en una victoria ante Minnesota. Posteriormente sufrió una lesión en la pantorrilla que finalmente puso fin a su temporada. Realmente no hay muchas razones para creer que esas lesiones serán un problema en el futuro, pero una temporada solo se puede evaluada por cómo se desarrolló. El gran talento dentro de una disponibilidad limitada solo puede llevarte hasta cierto punto, y Martin ciertamente no fue la única prueba de eso para los Cowboys en 2020.

Lo mejor de 2020: Siempre es difícil encontrar el "mejor" momento para un jugador cuyo sello distintivo es la grandeza constante, pero podría valer la pena observar la victoria de los Cowboys en la Semana 11 ante Minnesota. Tratando de salvar una temporada que se había vuelto desastrosa, Dallas en ese momento estaba recuperando a Martin de una conmoción cerebral, pero estaba luchando con el desmantelamiento de su posición de tackle. Por ende, le pidieron al guardia All-Pro que comenzara el juego como tackle, y así lo hizo sin perder ritmo. El equipo recuperó una fuerza ofensiva que no había visto desde antes de la lesión de Dak Prescott. Ezekiel Elliott corrió para 100 yardas por primera vez en toda la temporada, y Tony Pollard anotó en una carrera de 43 yardas. Esencialmente, Martin dio un paso al frente y jugó a un nivel All-Pro en una posición diferente a la que ya era All-Pro.

Consideración de contrato: Martin firmó un contrato de seis años por un valor total de $84 millones en 2019. Ese contrato debería mantener a Martin en Dallas hasta la temporada 2024. Si hay algún cambio en este acuerdo, podría ser una situación de reestructuración para ayudar a los Cowboys a obtener más espacio en el tope salarial de este año. 

¿Qué sigue? La expectativa es que Martin esté listo para el campamento de entrenamiento sin preocupaciones de lesiones significativas, y listo para jugar al nivel de élite que se espera cada vez que pisa el campo. La única pregunta es dónde se alineará. La apuesta más segura es que jugará como guardia derecho, donde se destacó durante años. Pero la flexibilidad que mostró en 2020 es algo que permanecerá en la mente de los Cowboys. Martin jugó como tackle en Notre Dame y fue dominante. Si La'el Collins o Tyron Smith tienen algún tipo de contratiempo mientras regresan de sus lesiones, es concebible que los Cowboys recurran a Martin como tackle desde que empiece el campamento de entrenamiento. Martin demostró que es razonable confiar en él en cualquier posición de la línea ofensiva. Pero obviamente el equipo preferiría tener todas sus piezas sanas y a Martin jugando como guardia derecho, donde ha ayudado a allanar el camino en juegos en que el juego terrestre ha sido dominante.

Related Content

Advertising