Zeke: Así no somos nosotros. Es vergonzoso

Zeke

(Nota: La nota original fue escrita por David Helman, escritor para DallasCowboys.com, y traducida al español para SomosCowboys.com)​

INDIANAPOLIS - Podría haber estado diciendo lo obvio, pero Ezekiel Elliott hizo una declaración de todos modos.

Al concluir una de las derrotas más feas de los Cowboys en tiempos reciente, su joven Pro Bowler lo dejó en claro: ese tipo de rendimiento no puede ser tolerado.

"No podemos salir y hacer eso", dijo. "No podemos. Nosotros no somos eso, en absoluto. Es vergonzoso".

Es una buena apuesta decir que Elliott estaba diciendo lo que pensaban los fanáticos de los Cowboys alrededor del mundo – aquellos que vieron ese juego. Fue la primera vez desde 2003 que este equipo falló en anotar un solo punto, y extrañamente fue un juego bastante pobre por parte de una defensa de Dallas que típicamente ha sido sólida.

"Salimos y no hicimos nuestro trabajo. Nos vencieron en todos los aspectos del juego ", dijo Elliott.

Al preguntarle si las lesiones como la ausencia de Zack Martin o la pérdida de Xavier Su’a-Filo contribuyeron a los problemas de los Cowboys, Elliott cedió en ese comentario.

"Creo que, incluso con los muchachos que teníamos allí, tenemos suficiente talento para salir y vencer a ese equipo", dijo. "Simplemente creo que salimos y jugamos muy pobre".

No es que esto cambie el resultado final, pero Elliott fue uno de los pocos jugadores de los Cowboys con buenos números en la hoja de estadísticas. No obstante la derrota, él sumó 87 yardas por tierra y otras siete recepciones para 41 yardas.

En total, eso aumentará su cuenta de carrera en la liga a 1,449, junto con un total de 543 en recepciones.

La derrota detiene una racha de cinco victorias consecutivas que se remonta al 11 de noviembre, cuando los Cowboys comenzaron esta tirada con una victoria 27-20 en Filadelfia. La racha fue frenética, por decir lo menos, y las cinco victorias se decidieron por un promedio de 5.4 puntos por juego.

Pero si los Cowboys sufrieron una especie de decepción emocional después de cinco victorias frenéticas, Elliott tampoco quiso saber nada de eso.

"Yo no sé de eso, solo sé que no podemos salir y poner lo que hicimos hoy en video", dijo. "Eso es inaceptable, eso no es lo que este equipo es. Solo necesitamos, como dije, volver a Dallas y descubrir qué está pasando y arreglarlo de inmediato".

Eso fue otra muestra de liderazgo de un hombre que ha dejado que su voz se escuche con mayor frecuencia en su tercer año. Elliott ha ganado notoriedad esta temporada por liderar los encuentros previos al juego del equipo, y no se ha mostrado tímido a la hora de proporcionar fragmentos de sonido como ese, siempre y cuando la ocasión lo requiera.

Elliott fue uno de los primeros jugadores de los Cowboys en embargar públicamente el mantra de "espaldas contra la pared". Lo repetía a menudo, antes de los juegos y después de ellos, incluso una vez que los Cowboys habían comenzado a ganar juegos.

Ante un contratiempo, es dudoso que su actitud haya cambiado. Y si hay un lado positivo para un juego lamentable, tal vez este sea otro punto sólido por parte de Elliott: esta no es la primera adversidad que los Cowboys tendrán que superar para lograr sus objetivos esta temporada.

"Ninguno de ustedes pensó que tendríamos una oportunidad de llegar a los playoffs. Tomamos eso y fuimos y ganamos cinco partidos seguidos, y ahora nuestro futuro está en nuestras manos", dijo. "Solo tenemos que ganar un juego más para llegar a los playoffs. Creo que es algo así. Este equipo ha respondido a la adversidad toda la temporada. No creo que respondamos mal a esta".

Related Content

Advertising