Keys to the Game

Presented by

5 Claves del Juego: Browns vs Cowboys - Semana 4

Browns

Cowboys buscando igualar su marca.

La visita del legendario equipo de los Cafes de Cleveland presenta una verdadera prueba para el equipo de Mike McCarthy.

Si la semana pasada era la preocupación de mantenerle el paso a Russell Wilson y su armamento ofensivo, es ahora claro para nosotros, los observadores a la distancia, que la idea para esta cuarta jornada es el regresar a lo suyo.

No hay duda que Ezekiel Elliott no fue la bujía que normalmente ha sido en su explosiva carrera como vaquero, pero tal parece que esto fue por diseño. El mandamás vaquero aseveró que esto se debía a que el establecer el juego terrestre como de costumbre no era la meta inicial, prefiriendo salir a jugársela de manera vertical.

Lo interesante es que lejos de ser un Wilson, Baker Mayfield, oriundo de Lake Travis, justo en las afueras de Austin, llega con un equipo cuyo balance delata un esquema ofensivo similar a lo que suelen ser los Vaqueros, y con esto en mente, es muy probable ver que Elliott y Dak Prescott regresen a ser el equipo que han representado antes de partir a su juego en el gran noroeste.

Para el domingo les tengo estas cinco claves del juego.

Clave 1 - Ahora si hay presión, creo. Los pupilos de McCarthy están a una patada corta milagrosa de estar 0-3 con vistas a la cuarta jornada, juego que comienza una racha de tres (3) juegos consecutivos en casa. El solventar a los Cafes a la antigüita hará mucho por restablecerse al mando en una de las peores divisiones de la NFL. Si Kevin Stefanski, en su propio primer año como timonel en Cleveland, ve la condición de su propia división, equipos como Pittsburgh y Baltimore van a requerir que pueda mantener el paso. Los Vaqueros pudieran darse el lujo de terminar 8-8 y como quiera pudieran terminar como campeones divisionales tomando en cuenta la entera posibilidad de dominar a las Águilas, Gigantes y el club de Washington. No hay duda que la meta es ganar, pero qué tanta será la angustia en el AT&T Stadium para el equipo azul y plata. Esa es una de la gran cantidad de preguntas.  

Clave 2 - Es tiempo de convencerse.Una de las condicionantes de esta tan rara temporada ha sido la falta de acoplamiento en todas las filas. Tal parece que la cúpula vaquera sigue en busca del manual de instrucciones para este equipo edición 2020, y las situaciones particulares en cada departamento es otro velo de misterio para el equipo de Jerry Jones. El tener que declarar que el caso Earl Thomas esta cerrado, pero sin decir nada en particular es parte de esta tan frágil existencia en tan competida liga. Si los Cowboys cambiaron las coordenadas la semana pasada a la ofensiva, es ahora tiempo que el verdadero sistema ofensivo se ponga de pie. El defensivo es otro boleto. Ahí no hay más que llegarle al Mayfield de alguna manera. Punto. Lo mismo se puede decir de los equipos especiales. No más "horrores" mentales.            

Clave 3 - Los tanquecitos estarán listos. Los Cafes cuentan con dos corredores que están al nivel de cualquiera en la liga. Nick Chubb comentó que este juego no es, "yo contra Elliott. Yo se lo que tengo y yo voy por lo mío". Esa confianza se ha reflejado en el terreno de juego, con el hecho de ver a Mayfield desechar el pase en el último cuarto ante Washington al son de 34-20 es evidencia de poder cerrar el juego al controlar los gránulos del reloj de arena. La diferencia serán los "cambios de velocidad" con Tony Pollard de un lado y Kareem Hunt del otro, en cuanto al elenco secundario al correr y pasar por las bandas. Por el lado de Pollard, su error en equipos especiales parece fue factor en que desapareciera por completo en Seattle, mientras que Hunt es una verdadera revelación con su nuevo equipo, una organización que le diera la oportunidad de volver a la liga luego de su dramática salida de los Jefes de Kansas City.  

Clave 4 - Pase usted, pero, a ver, permítame. Así esta esto de la línea ofensiva de los Vaqueros. La mesa esta servida pero de momento no se sabe quien va donde, comenzando con Tyron Smith. Durante la semana practicó de manera limitada, lo que es un buen augurio que no va a jugar el domingo, y eso sin sacar la bola de cristal. La señal es que si fuera un juego de vital importancia, Smith estaría como titular hasta que aguantase el cuerpo, pero con la moneda en el aire en cuanto a la división y la holgura un tanto maquiavélica que esa condicionante por absurda que sea ofrece, a fin de cuentas, la oportunidad de seguirlo congelando. De no jugar, será tarea de Brandon Knight, que lejos de reemplazar al Tazón de los Profesionales, ahí la lleva. Terence Steele salió en Seattle por un problema estomacal, y pudiera reaparecer. Los guardias Connor Williams y Zack Martin custodiarían al centro Joe Looney, y de ser así, pues ya podemos ponerle nombre a las sillas. Pero un tropiezo y todo puede cambiar, con Martin al tackle derecho, Looney al guardia derecho y el novato Tyler Biadasz a jugar centro.    

Clave 5 - Los especialistas, de nuevo.En esta esquina, Greg Zeurline. En esta otra, Cody Parkey. El vestido de café y anaranjado está con su quinto equipo, mientras que el vestido de azul y plata parece tener la estabilidad más decidida si comenzamos con las comparaciones. Los Vaqueros deberían poder llevarse el juego, si continuamos con la comparaciones con el rubro de mariscales de campo – si los números estratosféricos de Prescott son casi risibles comparados a los números más mortales de Mayfield, no debe haber mucha duda de donde saldrán la correas. Pero si de pronto la dupla Chubb/Hunt es más productiva que el duo de Elliott/Pollard, este juego pudiera decidirse con un gol de campo. Digo pudiera, porque a fin de cuentas, con el puro orgullo de por medio en su propio patio ante Cleveland, los Vaqueros deben tener completo control de este juego para la segunda pausa de los dos minutos.

Advertising