Cinco claves para el partido Cowboys contra Broncos

Desde sus respectivos arribos a la NFL, uno siendo de las franquicias fundadoras de la American Football League de los '60s, y la otra una franquicia de expansión de la National Football League en 1960, la expectativa siempre ha sido la misma en estos duelos.

Lucha sin cuartel.

Parece como si fuera una rivalidad añeja llena de momentos de 'alto las prensas', con imágenes del Orange Crush ante el Equipo de América, ya sea desde el viejo Mile High Stadium o el desaparecido Texas Stadium, pero la realidad es que solo se han enfrentado en 12 ocasiones, con los Broncos aventajando con marca de 7-5.

A diferencia de la afición azul y plata que en momentos se muestran un tanto apática en el AT&T Stadium, el ahora Sports Authority at Mile High se torna un verdadero carnaval sea cual sea el rival o el marcador en cualquier momento dado. La fanaticada en Denver es representativa del estado de Colorado en cuanto al ambiente liberal y un tanto curiosilla de sus ciudadanos.

Y a como quieren a sus vestidos de naranja, azul y blanco. 

Estrenando entrenador en jefe nunca es fácil, y si recordamos los dolorosos inicios de Jason Garrett en la apertura de su propia era, la cuesta será hacia arriba para el novato timonel Vance Johnson. En semana corta luego de su apurada victoria 24-21 ante los Cargadores en lunes por la noche, su equipo mostró algunas limitantes a explotar.

Clave 1 –Mantener la calma. En su victoria 19-3 ante los Gigantes, Dak Prescott mostró impaciencia en las primeras series ofensivas, forzando el balón por aire en ocasiones teniendo que conformarse con tres goles de campo junto con solo una visita a las diagonales en la primera mitad. Las primeras series ofensivas en el aire enrarecido de Denver serán de vital importancia por parte de la ofensiva del coordinador Scott Linehan, y el perfilarse de manera controlada y efectiva aprovechando el dominio en las trincheras será parte de establecer el clásico balance entre acarreo y envío por aire. Prescott acabó siendo sólido en la semana uno, pero de nuevo debe aprovechar las armas que tiene no necesariamente de manera explosiva, pero eso si, de manera metódica para de pronto darse la oportunidad de soltar el brazo por diseño y no por necesidad.

Clave 2 – A cerrar los pasillos. Vaya si el tema de la semana fue la defensiva del también coordinador Rod Marinelli. Se apareció el fantasma de la presión de los DeMarcus Lawrence, Stephen Paea, Maliek Collins y Tyrone Crawford en la línea de golpeo, y la rotación de Charles Tapper también fue certero ante los Gigantes. De nuevo será de vital importancia llegarle ahora a Trevor Siemian logrando no solo sacarlo de su ritmo, pero también sacar al monstruo de 90,000 cabezas del juego. Fueron cuatro las capturas de los Cargadores ante esta línea ofensiva el lunes, y no hay nada que desmotive más a un anfitrión y sus seguidores en una aduana hostil que ver a su propio mariscal de campo recibir contacto de un gigantón, caer en la lona y perder posición de campo. Jaylon Smith y Sean Lee andarán patrullando los acarreos de C.J. Anderson y un tocado Jamal Charles, que juntos sumaron 130+ yardas en su primera salida.

Clave 3 –Agregarle octanaje al tanque. Para algunos la exclusión de Darren McFadden en la lista de 46 activados ante los Gigantes fue sorpresa, ya que venía desempeñando para todas apariencias una buena labor en la pretemporada. Quizá aquel balón suelto ante los Raiders de Oakland fue causa de pausa, o quizá fue la percepción que Alfred Morris combina mejor las disciplinas de ser el segundón y volantazo, pero lo cierto es que el que quedara congelado tiende a ser más explosivo en el departamento de correr el balón. Morris es un veterano por demás respetado, pero sus cuatro acarreos para solo una yarda no es lo que se espera del corredor de rotación, considerando también la activación de Rod Smith entre el establo. Ciertamente Garrett y compañía van a ver de cerca este balance entre solidez y confianza, dándole el peso necesario a la explosividad que ha mostrado McFadden en su larga carrera.

Clave 4 – Los especialistas también juegan. Es sabido aquí y en China que si anotas de gol de campo en gol en campo sin entrar a las diagonales, eventualmente se te va a escapar la liebre. Una ofensiva de Nueva York con apenas tres puntos permitió que los Vaqueros se dieran el lujo de requerir solamente una anotación de siete, con pase de Prescott para el ahora líder en yardas por pase en la historia de la franquicia, el ya legendario Jason Witten. Ordinariamente este no es caso. Ante los Broncos, es vital mantener el balón a la ofensiva, ganar el duelo de tiempo de posesión, mantener el paso a como de lugar y dentro de la pausa de los dos minutos en el cuarto decisivo, contar con un pateador con hielo en las venas. Los de casa cuentan con Brandon McManus, uno de dos el lunes, y los visitantes el automático Dan Bailey, que tuvo cuatro de cuatro en juego de apertura. Ventaja para los Vaqueros, ciertamente, pero considerando que la ofensiva conteste con anotaciones y que pongan la mesa para la patada decisiva. 

Clave 5 – Que suelten a los locos. El ambiente del domingo será algo muy singular, como se vio el lunes ante los Cargadores de Los Ángeles (casi escribí San Diego ....) en otro capítulo ya en los libros de la rivalidad entre equipos de la esquizofrénica división oeste de la AFC. Así como en el Coliseo de Oakland, el Estadio Punta de Flecha de Kansas City y el ahora desocupado Estadio Jack Murphy de San Diego, la electricidad, la tensión y la singularidad del aficionado al rudo deporte de las tackleadas de estas aduanas en particular harán su acostumbrado acto de presencia. Agreguémosle al caldo el hecho que se juega en las alturas donde el oxígeno escasea en comparación y veremos que será importante que estos Vaqueros no se cuezan en el primer hervor. Esperemos que sea un duelo que se determine al final, al puro estilo de Ripley, porque durante los primeros 58 minutos de juego este juego promete ser un verdadero 'toma-y-daca' para el deleite de los amantes de la ráfaga azúl y plata, y amantes a la NFL.  

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising