Necesidades: Cowboys en busca de un corredor

Corredores

En esta serie seguimos evaluando las necesidades de los Cowboys. Ya hablamos de la posición de ala cerrada y ahora entramos a la de corredor. 

Sabemos que uno de los mayores enfoques de los Cowboys es el juego terrestre, por lo que esta posición es clave dentro de su plan de juego. Ezekiel Elliott ha hecho grandes cosas desde su llegada a Dallas – 2x Pro Bowl, All-Pro del primer equipo, All-Pro del segundo equipo y 2x líder en yardas terrestres en la NFL.

Pero detrás de cualquier gran corredor, se necesita un buen respaldo. Especialmente cuando tu jugador está jugando alrededor del 90% de las jugadas ofensivas. Elliott ha demostrado ser una bestia en el campo y unos de los mejores corredores en la liga, pero los Cowboys no pueden seguir explotándolo tanto como lo hicieron la temporada pasada.

Elliott terminó el 2018 con 304 acarreos para 1,434 yardas y atrapó 77 pases para 567 yardas y combinó un total de 9 touchdowns. Los Cowboys no solo lo utilizan en el juego terrestre, sino que también lo han estado involucrando fuertemente en el juego aéreo – lo cual ha sido efectivo, pero aún así agotador.

Para aquellos que vieron cada partido, en especial los del mes de diciembre, podrán recordar lo consumido que se veía Elliott. Igual seguía produciendo en el campo, pero pudimos observar una decaída donde su cuerpo se empezaba a notar más y más golpeado/cansado. Por lo que sería ideal encontrar un corredor que pueda ayudar a quitarle un poco el peso de encima.

Rod Smith ha sido respaldo de Elliott por varios años, pero ahora es agente libre. El equipo tendrá que tomar la decisión si traerlo de regreso o no, pero todo indica que su tiempo en Dallas ha terminado. Smith no produjo mucho en esta última temporada, su juego disminuyó a comparación al 2017 y llegó a un punto en el que realmente ya no confiabas en lo que él podía hacer en el campo.

Luego de ver lo que Los Angeles Rams hicieron en la posición de corredor, Todd Gurley como titular y C.J. Anderson como respaldo, allí es cuando más te das cuenta lo que puedes lograr con un buen respaldo detrás de un gran titular – especialmente si llega a ocurrir algún tipo de lesión donde ahí sí tengas que realmente cubrir a tu titular.

Aparte de eso, el año de contrato de Elliott se aproxima, lo que es otro motivo por el cual deberías reclutar a un corredor y empezar a prepararlo desde ahora en caso de que no quieras o puedas extender el contrato de Elliott.

Los Cowboys tienen a Darius Jackson en su lista, quien lleva tres años en la NFL pero que aún no logra obtener experiencia de juego. Llegó a Dallas en el 2016, de ahí se fue a Cleveland, luego a Green Bay y después de regreso a Dallas. Tuvo la oportunidad de jugar un poco en el último partido de la temporada regular ante los New York Giants, donde acarreó el balón seis veces para 16 yardas.

De pronto él pueda ser uno de esos jugadores que explote de un momento a otro y empiece a mostrar el desarrollo, pero mientras tanto le falta mucho trabajo por hacer. Motivo por el cual regresamos a las opciones del draft, aparte de que necesitas añadir profundidad y competencia para el campamento de entrenamiento.

Aquí está la lista de los corredores proyectados entre las rondas 1-4 del draft 2019:

Josh Jacobs, Alabama (2da ronda)

Devin Singletary, Florida Atlantic (2da ronda)

Damien Harris, Alabama (2da ronda)

David Montgomery, Iowa State (2da-3ra ronda)

Darrell Henderson, Memphis (2da-3ra ronda)

Trayveon Williams, Texas A&M (3ra ronda)

Benny Snell Jr., Kentucky (3ra ronda)

Miles Sanders, Penn State (3ra-4ta ronda)

Rodney Anderson, Oklahoma (3ra-4ta ronda)

Elijah Holyfield, Georgia (4ta ronda)

Dexter Williams, Notre Dame (4ta-5ta ronda)

Mike Weber, Ohio State (4ta-5ta ronda)

Related Content

Advertising