Cowboys listos para Seahawks tras un gran final de temporada regular en victoria ante Giants

dak

(Nota: La nota original fue escrita por David Helman, escritor para DallasCowboys.com, y traducida al español para SomosCowboys.com)​

Una preparación para la postemporada con estilo. 

Para ser honesto, la palabra "estilo" en verdad no refleja el final de la temporada regular de los Cowboys. Para un juego que esencialmente no tenía importancia, ciertamente tuvo sus momentos explosivos en una batalla 36-35 que envió a los Cowboys a los playoffs con un récord de 10-6.

"No creo que hayas podido dibujar eso – para nuestros fanáticos o para los jugadores – y hayas creado una mejor manera de entrar a los playoffs", dijo el propietario y gerente general de los Cowboys, Jerry Jones.

¿Cómo alguien pudiese haber previsto esto, cuando el plan de juego se describió desde el principio? Antes de la patada inicial, los Cowboys confirmaron que Ezekiel Elliott, Tyron Smith y Zack Martin usaría este juego para descansar previo a la postemporada.

Al faltar tres Pro Bowlers, por no mencionar al líder corredor de la NFL, ¿quién hubiese imaginado que los Cowboys explotarían para un total de 419 yardas y 36 puntos?

"Sé que Jason y los entrenadores habían planeado trabajar literalmente en el juego aéreo, especialmente en las cosas intermedias", dijo Jones. "No pensé que tendríamos, a la luz de las circunstancias, no pensé que tendríamos ese emocionante juego, como el que resultó ser".

Esto no va a cambiar nada sobre las aspiraciones de playoffs de los Cowboys, pero es difícil negar que este juego podría tener un impacto en el futuro. Dak Prescott lanzó para 387 yardas, lo que llevó a los Cowboys a regresar de un déficit de 35-28 con una cuarta y 15 en un pase de touchdown a Cole Beasley, por no mencionar una conversión de dos puntos a Michael Gallup.

Es posible que la defensiva de Dallas no haya disfrutado de un día especial, permitiendo 30 puntos por primera vez en esta temporada, pero los Cowboys ganaron cierta experiencia tardía en el juego al detener un rally de Eli Manning y Saquon Barkley.

"Si hubieses visto la banca cuando su ofensiva estaba en el campo en esas últimas cuatro jugadas, no fue como ninguna otra parte de nuestra temporada", dijo Prescott. “La intensidad, el enfoque de todos y lo mucho que queríamos esta victoria. Esto significó mucho para nosotros".

En general, los Cowboys merecen algo de crédito aquí. Ganaron sus apuestas al descansar algunos de sus mejores jugadores. Otros muchachos también recibieron algo de descanso, ya que DeMarcus Lawrence salió del juego en el segundo cuarto.

Pero los Cowboys jugaron a Prescott y muchos otros hasta el final. Lo lograron de manera saludable y lograron una victoria que seguramente aumentará su confianza mientras se preparan para la postemporada.

"No cambiaría nada por esos dos últimos cuartos", dijo Jones. "No cambiaría nada por que este equipo y Dak hayan experimentado ese regreso. El manejar esa adversidad, el regresar y hacer esas jugadas".

A pesar de lo emocionante que fue, los Cowboys se apresurarán a dejarlo atrás. Entraron al juego del domingo sin tener idea contra quién jugarían en el fin de semana de comodines, pero los resultados de la liga se encargaron de eso durante su vuelo a casa.

Con una victoria 27-24 contra los Arizona Cardinals, los Seattle Seahawks aseguraron su posición como el sembrado No. 5 de la NFC, asegurándoles una revancha contra los Cowboys el próximo fin de semana.

Los Seahawks interceptaron a Prescott dos veces y mantuvieron a los Cowboys a un touchdown en una victoria de 24-13 en septiembre. Por supuesto, las cosas han cambiado desde entonces. Ese juego sucedió antes de que los Cowboys canjearon por Amari Cooper, lo que provocó su actual carrera de 7-1. Esa derrota también sucedió en el CenturyLink Field en Seattle, en lugar de los confines amistosos del estadio de AT&T, donde los Cowboys solo han perdido una vez en toda la temporada.

"Será bueno, si les ganamos, poder ganarles en casa", dijo Jones. "Cuando jugamos allí, sabemos que tenemos las manos llenas, además de jugar contra un gran equipo y un gran grupo de entrenadores".

Los Seahawks son bastante calientes por derecho propio. En camino hacia el próximo fin de semana, Russell Wilson y compañía han ganado estadísticas, con el único mal paso en una pérdida en tiempo extra ante un rival divisional en San Francisco. También cuentan con el beneficio de la experiencia, al esta ser la sexta vez que han llegado a la postemporada en los últimos siete años.

Sin embargo, gracias a los actos heroicos del domingo, los Cowboys tienen el beneficio de la mano caliente y el impulso. Ya con la temporada regular concluida, el tiempo dirá si eso les sirve en los playoffs.

"Creo que hemos logrado intervenir aquí, y creo que, francamente, fuimos muy astutos", dijo Jones. "No pediría, de ninguna manera, más de lo que salimos hoy de este juego para estar listos para los playoffs".

Related Content

Advertising